Crisis financiera en Oaxaca impedirá pagar a proveedores: funcionario

El secretario de administración estatal reconoció que al cierre del gobierno de Gabino Cué la falta de liquidez impedirá que puedan saldar la deuda con proveedores, la cual supera los mil 500 mdp.
Alberto Vargas Varela, secretario de administración en el gobierno de Gabino Cué.
Alberto Vargas Varela, secretario de administración en el gobierno de Gabino Cué. (Oscar Rodríguez)

Oaxaca

El secretario de administración del gobierno de Oaxaca, Alberto Vargas Varela, reconoció la existencia de una crisis financiera y de liquidez, que impiden que al cierre del sexenio del gobernador Gabino Cué se vaya a poder cumplir con el pago de la deuda de proveedores que supera los mil 500 millones de pesos.

TE RECOMENDAMOS: Legisladores de Oaxaca reprueban mandato de Cué

El funcionario estatal recibió quejas y reclamos de los diputados  locales durante su comparecencia ante el pleno de la legislatura local con motivo del último informe de trabajo de Gabino Cué, por la presunta quiebra financiera del sistema estatal de pensiones  y del manejo inadecuado de la totalidad de fideicomisos estatales.

También hubo reclamos con Vargas Varela  por cometer presuntos desvíos de fondos en la construcción de obras que quedarán inconclusas como el Citibus, por lo que la bancada del PRI advirtió que buscará actuar por la vía penal contra él.

El secretario de Administración argumentó que la falta de liquidez derivó de un problema generado en la Secretaría de Finanzas y precisó que de acuerdo a la ley de responsabilidad financiera el gobierno saliente se vio impedido a solicitar deuda pública para cubrir el pago por los servicios prestados por sus proveedores.

Respecto al tema del Citibus, dijo que la obra está a punto de concluirse y detalló que se han aplicado 450 millones de pesos en su ejecución; negó que haya irregularidades financieras en este proyecto, cuya información está disponible en internet.

Agregó que además las obras fueron auditadas tanto por Auditoría Superior de la Federación como por la Auditoría Superior del Estado y  de la Contraloría.

“No solo nos han auditado el proyecto del Citibus, sino también se ha revisado el gasto de operación  de la dependencia”, puntualizó.

Respecto a la falta de equipo en el sexenio, dijo que ha habido faltantes de equipo pero no es privativo del gobierno de Gabino Cué.

Asimismo rechazó que haya un desfalco en el sistema de pensiones, aunque aceptó que hay atrasos en las aportaciones del sistema.

“Cuando llegamos el fondo de pensiones del gobierno estaba en quiebra técnica por lo que en 2012 realizamos una reforma a la ley que le permitiera viabilidad y permitiera a los trabajadores que tuvieran cuando menos 15 años de solvencia en su fondo de pensiones”, mencionó.

TE RECOMENDAMOS: Gabino Cué pide ayuda a Hacienda para saldar sus deudas

En tanto, Gustavo Marín Antonio, del Partido Encuentro Social, recriminó que no haya recursos para cubrir  la adquisición de materiales de oficina, consumibles, mientras que la gestión del funcionario estuvo plagada de señalamientos, de corrupción, “tenemos a personas que cobran sin trabajar, venta de plazas”.

Por su parte, la legisladora Nayeli Hernández García, del PVEM, acusó al funcionario de enriquecerse de forma indebida realizando compras indebidas y presentó una serie de pruebas.

Además señaló que ha  usado prestanombres y familiares para adquirir empresas en Málaga, España.

En ese sentido la diputada del PRI, Sofía Castro, afirmó que se actuarán por las omisiones y negligencias cometidas por Vargas Varela, quien tendrá que responder ante un juez por lapidar el gasto público de Oaxaca.

En tanto, Juan Mendoza, diputado del PAN, cuestionó que se haya quebrado el sistema estatal de pensiones y la totalidad de los fideicomisos, como lo es el FIDELO.

En ese sentido la legisladora Silvia Flores Peña, del PRD, afirmó que hay duda respecto a dónde quedaron los 177 millones de pesos correspondientes al fondo de pensiones.

A su vez,  Javier Velásquez Guzmán, de Morena, cuestionó que haya existido un manejo inadecuado del gasto que dejó un  pasivo hasta del pago de las cuotas obrero patronales  de 300 millones de personas.

El diputado del PT, Jesús Romero, desaprobó la actuación del secretario de administración, al que calificó de “ridículo y tranza”, porque fue el principal operador de las corruptelas del gobernador Gabino Cué.

“Es usted prestamista, fiscalista, especialista en el outsourcing, operador electoral  y hasta lavó dinero ilícito”, le dijo.


VJCM