INE aprueba formato de debate; partidos piden que no sea un show

El Consejo General del INE aprobó el formato del debate en el que los moderadores dispondrán en conjunto de 18 minutos, mientras los restantes 96 minutos serán para los candidatos.

México

Los partidos políticos pidieron que los moderadores del debate entre los candidatos presidenciales no se conviertan en protagonistas y no se expresen filias ni fobias respecto a algún contendiente, mientras en la sesión donde el Consejo General aprobó el formato del primer encuentro a realizarse el próximo 22 de abril, los consejeros aseguraron que se buscará el equilibrio para que, en uno de los momentos estelares de las campañas presidenciales, la gente pueda comparar opciones.

TE RECOMENDAMOS: INE aprueba formato de primer debate presidencial

En la sesión en la que se discutieron las reglas del primer debate, el consejero Ciro Murayama aseguró que es mejor el peor de los debates a cualquier mitin de un candidato presidencial, mientras el consejero presidente, Lorenzo Córdova dijo entender que los equipos de campaña tendrán sus estrategias para el debate y unos buscarán cuidar la ventaja que creen tener, mientras los demás buscarán remontar, pero a la autoridad le corresponde solo propiciar el intercambio en beneficio de los ciudadanos.

El Consejo General del INE aprobó por unanimidad el acuerdo del formato del debate que tendrá lugar en el Palacio de Minería y que será moderado por Azucena Uresti, Denise Maerker y Sergio Sarmiento. Los detalles sobre la participación de los moderadores aún tendrán que discutirse la próxima semana.

Mientras el consejero Benito Nacif aseguró que los moderadores tendrán un rol activo sin estridencias ni protagonismos para evitar que el debate se convierta en un agregado de monólogos, el consejero Ciro Murayama dijo que se trata de que los candidatos hablen de lo que quieren los ciudadanos porque quien diga que habla a nombre del pueblo, está cometiendo un gran acto de demagogia.

Agregó que los tres debates serán los momentos más relevantes de las campañas y que no habrá protagonismo de los moderadores, quienes en conjunto dispondrán de 18 minutos, mientras los restantes 96 minutos serán para los candidatos, 24 minutos para cada uno de ellos en radio y televisión nacional en horario de máxima audiencia.

El representante del PT, Pedro Vázquez dijo que no debe permitirse el lucimiento personal de los moderadores ni comentarios críticos o tendenciosos y evitar que el formato propicie interrupciones innecesarias. Mientras el panista Eduardo Aguilar dijo que le inquieta que el formato incentive las interrupciones a los candidatos presidenciales.

En tanto que el representante de Morena, Jaime Castañeda consideró que debe cuidarse que los debates no se conviertan en shows donde las descalificaciones sobresalgan por encima de las ideas. Y la priista Mariana Benitez expresó su acuerdo con que el debate no se convierta en monólogo de cada aspirante presidencial.

En tanto, el consejero presidente, Lorenzo Córdova subrayó que probablemente los debates sean la única ocasión para ver interactuar a los candidatos y la intención es que no se repitan escenas como la de 2012, donde los dos punteros –Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador- ni siquiera se mencionaron o en el de Nayarit, cuando a uno de los contendientes se le terminó el discurso cuando todavía le quedaban 30 segundos y lo único que vio la audiencia fue la imagen fija de un candidato que no hablaba.

TE RECOMENDAMOS: INE busca desmentir acusaciones de 'El Bronco' y Ríos Piter

Córdova dijo entender “los pruritos y las preocupaciones” sobre los roles de los moderadores, pero no se pretende que sean “simples dadores de palabra o contadores de tiempo” o se conviertan en protagonistas o interlocutores de los contendientes, porque, advirtió, “eso desvirtúa el debate”.

La consejera Dania Ravel pidió agregar en el acuerdo que en la intervención final de un minuto del moderador al turno, no podrán hacerse evaluaciones o conclusiones sobre el desempeño de los candidatos. Mientras el consejero Roberto Ruiz anunció un voto concurrente para aclarar que solo pudiera hacerse una pregunta a los candidatos y no dejarlo abierto a varias interrogantes de los moderadores. La consejera Pamela San Martín planteó aclarar que las preguntas planteadas podrán ser personalizadas a cada uno de los candidatos.

AJE