Constructoras de L12 deben pagar 2 mil mdp a la CdMx

El consorcio ICA-Carso-Alstom fue sentenciado a ese pago por obras y trabajos no realizados, por la Cuarta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia, informó la Consejería Jurídica capitalina.
Desde la concepción de la Línea 12 del Metro hubo fallas, concluyó la Comisión Investigadora en el tema de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.
Desde la concepción de la Línea 12 del Metro hubo fallas, concluyó la Comisión Investigadora de la Asamblea Legislativa sobre ese caso. (Tomada de Facebook /LineaDorada)

Ciudad de México

El consorcio constructor de la Línea 12 del Metro fue sentenciado a pagar dos mil 21 millones de pesos al Gobierno de la Ciudad de México, derivado del juicio que se tiene por obras y trabajos no realizados en ese recorrido.

La Consejería Jurídica y de Servicios Legales de la Ciudad de México informó que es la primera vez que el consorcio constructor formado por las empresas ICA, Carso y Alston es condenado al pago de una pena convencional, de acuerdo con la sentencia de los magistrados de la Cuarta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

TE RECOMENDAMOS: Reabren en su totalidad la Línea 12 del Metro

La sentencia fue lograda por el gobierno capitalino en segunda instancia, después de que en marzo pasado obtuvo una condena a favor por mil millones de pesos.

El consorcio ICA-Carso-Alston también fue condenado a un pago de 400 millones de pesos más impuesto al valor agregado, por los gastos que realizó la administración local en materia de rehabilitación.

Las empresas en conjunto fueron demandadas por la entrega incompleta de obras e irregularidades en la liquidación de la Línea 12 del Metro.


Entonces el Gobierno de la Ciudad de México le impuso una sanción de 2 mil 470 millones de pesos, ya que incumplió con lo estipulado en el contrato número 8.07C01T.2.022, a precio alzado y tiempo determinado para la construcción de la Línea 12 del Metro Tláhuac-Mixcoac.

Con base en el contrato celebrado el 17 de junio de 2008, hay una cláusula que estipula también la cantidad a pagar por el consorcio constructor por retraso y detalle de obra, trabajos no ejecutados o mal realizados, daños o perjuicios, por mil 700 millones de pesos.

La llamada Línea Dorada fue inaugurada en 2012, en el marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia, cuando Miguel Ángel Mancera Espinosa no estaba al frente del gobierno capitalino, y en marzo de 2014 tuvo que cerrarse por diversas fallas.

Pese a que se trató de una obra contratada a precio alzado, se celebraron convenios modificatorios en tiempo y costo, lo que alargó el tiempo de construcción de la obra en 38.5 por ciento, es decir, 492 días más de lo convenido originalmente.


La obra en cuestión careció de un proyecto ejecutivo integral, por lo que tuvieron que modificarse el trazo y el sistema constructivo en el curso de la misma.

TE RECOMENDAMOS: Las fechas clave en el conflicto de la Línea 12 del Metro

En relación con el trazo, en el proyecto de ingeniería básica se diseñó la línea con 23 estaciones y no se contemplaban tramos elevados, y finalmente en el contrato firmado quedaron estipulados 21 estaciones, 12 de ellas subterráneas y nueve tramos elevados.

En el primer convenio modificatorio quedó la línea como está actualmente en operación parcial, con 20 estaciones, nueve de ellas de superficie y dos subterráneas.

MSP