Los ocho libros que le valieron un Nobel a Kazuo Ishiguro

El escritor británico ha refinado un estilo que bordea lo enigmático y lo naturalista, cuyos personajes intentan siempre corregir su pasado, modificarlo para alterar su presente y su vida actual. 
Los libros de Kazuo Ishiguro hablan de la memoria, el tiempo y el auto engaño.
Los libros de Kazuo Ishiguro hablan de la memoria, el tiempo y el auto engaño.

Ciudad de México

Las más reconocidas novelas del ganador del premio Nobel de Literatura 2017, Kazuo Ishiguro, indagan en las formas en que el pasado afecta nuestro presente, en cómo nos determinan o desasosiegan hoy las vivencias de infancia, juventud o incluso las experiencias de la vida adulta.

Siete novelas y un libro de relatos constelan el universo literario de este caballero inglés nacido en Japón hace 62 años.

TE RECOMENDAMOS: Kazuo Ishiguro: fracasó en el rock, pero conquistó la literatura

En el corazón de este cuerpo narrativo destacan sobre todo dos novelas: Un artista del mundo flotante (An Artist of the Floating World, 1986), publicada por Anagrama en 1994, y Los restos del día (The Remains of the Day, 1989), también editada en Anagrama (1992).

Un artista del mundo flotante fue su segunda novela y lo dio a conocer internacionalmente al recibir el Premio Whitbreadal libro del año y estar entre las nominadas al Premio Booker.

Sus personajes viven siempre el desasosiego del pasado

La historia transcurre entre octubre de 1948 y junio de 1950 y es sobre un pintor japonés que luego de gozar de un gran éxito popular en los años treinta y cuarenta, debe enfrentar el fracaso al descubrirse las malas decisiones políticas que tomó en el Japón anterior a guerra. El anciano artista recuerda así su vida y su carrera artística en un intento de comprender el presente.


Su tercera novela,  Los restos del día, consolidó su reconocimiento como novelista al recibir el Premio Booker y también lo lanzó a la popularidad al ser llevada al cine con gran éxito por el director James Ivory, con Anthony Hopkins y Emma Thompson en los papeles estelares.

Aquí vemos la historia de un mayordomo inglés que revive y recuerda sus años al servicio de un prominente y aristócrata político inglés en los años treinta, que fue un miembro de la clase dirigente inglesa que se dejó seducir por el fascismo y conspiró activamente para conseguir una alianza entre Inglaterra y Alemania.

Ese pasado lo persigue y atormenta casi con patetismo, pues al mismo tiempo le muestra su incapacidad para aceptar sus sentimientos e incluso su inocultable amor por el ama de llaves. Imposibilitado de romper su represión interna y expresarse, el mayordomo decide mantener su concepto de dignidad y forzarse a la resignación silenciosa.


En su primera novela, Pálida luz en las colinas (A Pale View of Hills, 1982 / Anagrama en 1994), ganadora del premio Winifred Holtby, Ishiguro ya había explorado el pasado japonés, a través de su personaje femenino.

Es la historia de Etsuko, una mujer japonesa de 50 años que, tras el suicidio de su hija mayor, rememora su vida para tratar de explicarse la tragedia familiar. Es un viaje al pasado, a ese Japón de los años cincuenta todavía herido por la guerra, para explicarse el presente.

TE RECOMENDAMOS: Ojalá que el Nobel ayude a unir a las personas: Ishiguro

En este momento de su vida y con un éxito ya internacional, Ishiguro declaró en la revista inglesa Bomb su interés por llevar a sus personajes a situaciones históricas límite antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial, a la vez que forzarlos también a encrucijadas personales: la búsqueda en su pasado de las causas por las cuales se suicidó su hija, en el personaje de Etsuko; el revisionismo cultural que lleva al fracaso al antes exitoso pintor, y el examen de su vida que lleva al silencio al mayordomo inglés

En esa entrevista, Ishiguro también declaró su admiración por la contención, pulcritud y exactitud de relojería de la literatura de Chéjov, características reconocibles en su propia obra, pero sorprendentemente también declaró su admiración por el caos y el torbellino incontrolable de la literatura de Dostoievski, tan lejana a su estilo contenido. 

En esta voluntad de indagar en otros ámbitos literarios se inscriben sus obras posteriores.


Los inconsolables es una novela enigmática, onírica y naturalista a un tiempo. Narra la historia de Ryder, un famoso y reconocido pianista que llega a una ciudad de la Europa Central donde todos los habitantes adoran la música pero la gira resultará una decepción.


Nunca me abandones fue llevada al cine con resultado irregular. Es la historia, recordada por dos ex alumnas, de un internado victoriano en Hailsham, un mundo hermético donde los pupilos viven aislados hasta darse cuenta que están en un mundo alternativo.


En su última novela más reciente, El gigante enterrado (The Buried Giant, 2015 / Anagrama, 2016), Ishiguro se lanza de lleno a las aventuras medievales, entre ogros y leyendas épicas tipo El Rey Arturo o una historia de Tolkien.

 

La única excepción en esta tendencia de sus últimas obras es Cuando fuimos huérfanos (When We Were Orphans, 2000 / Anagrama, 2001), donde Ishiguro elabora una narración policiaca pero muy a su estilo.

El protagonista es un detective que ha sido incapaz de resolver el enigma de la desaparición de sus padres cuando vivían en Shanghái, un pasado quelo desasosiega. Decide entonces partir de una Europa que está viviendo la emergencia del fascismo hasta una ciudad donde los chinos comunistas y los invasores japoneses se enfrentan a muerte.



Nocturnos (Nocturnes: Five Stories of Music and Nightfall), su primer, y hasta ahora único, libro de cuentos lanzado en 2009 reúne cinco historias que pueden leerse como estudios y variaciones sobre un puñado de temas, o como un concierto que los expone en el primer movimiento, los combina en los siguientes y los resuelve en el último.


Los personajes más notables de Kazuo Ishiguro intentan siempre corregir su pasado, modificarlo para alterar su presente y su vida actual. Viven siempre el desasosiego del pasado.


ASS


Compra tus libros de Kazuo Ishiguro