¿Existe un jazz mexicano? Siete músicos responden

Las bandas que integran el cartel del Jazz-Mex 2017 concuerdan en que el género está teniendo un 'boom' a pesar de la falta de apoyo y la casi inexistente difusión. 
Jazz-Mex 2017 terminará el próximo 12 de noviembre.
Jazz-Mex 2017 terminará el próximo 12 de noviembre. (Shutterstock)

Ciudad de México

Ocho bandas participan en la sexta edición del Festival Jazz-Mex en el Centro Nacional de las Artes (Cenart). Cuatro conciertos —entre ellos el de Pablo Reyes Lang— se presentaron el pasado fin de semana y cuatro más se llevarán a cabo el 11 y 12 de noviembre en la Plaza de las Artes.

Les preguntamos si de verdad existe un jazz mexicano. Algunos nos cuentan su opinión y hablan sobre su estilo y su repertorio.

TE RECOMENDAMOS: Antonio Sánchez, el 'Bad hombre' del jazz

Lili Vélez

Poco a poco, los organizadores de festivales de jazz están aceptando nuevas propuestas

No sé si existe como tal un jazz mexicano. Existen —o existimos— mexicanos estudiando, tocando y creando jazz. Yo hablaría más bien del “color” que toma el género en México. Lo primero que me viene a la cabeza es que he escuchado mucha fusión con otros géneros, experimentación, algo más ecléctico. Hay bandas que han hecho boleros sincopados, otras mezclan elementos del latin jazz, otras del rock, en fin, es un mundo musical enorme. Sólo puedo hablar de lo que conozco porque también se estudia y toca jazz en otras ciudades de México y quizás ahí también existan fusiones con elementos regionales, no lo dudo.

Además hay varios Méxicos: el del norte, el del centro y del sur. Somos un país enorme y riquísimo en diversidad de cultura, gastronomía, clima, etcétera. Y todo eso seguramente afecta de manera positiva todo lo que hacemos a nivel de arte en cualquiera de sus manifestaciones.

En mi concierto presentaré, en su mayoría, material de mi último disco Let Love In, el cual tiene siete temas de mi autoría, un standard —con un arreglo muy diferente al que te esperarías para un tema clásico— y dos covers de rock alternativo: uno de Björk y otro de Massive Attack.


La Beguña

Claro que existe un gran movimiento y ha crecido de manera brutal en los últimos 10 años, con ensambles innovadores, creativos y de gran nivel. Lo mejor de todo es que, poco a poco, los organizadores de los festivales de jazz están aceptando nuevas propuestas donde fusionan distintas géneros como el folclore de todo el mundo, la experimentación, el funk con el jazz.

Nosotros nos apoyamos mucho en nuestras influencia del jazz, de la música oriental, celta y la música experimental y, en ciertas partes, del progresivo. Todo nuestro repertorio es original. Hacemos una propuesta nueva, apartándonos de los estándares del jazz que todos conocemos, con la improvisación, que es la médula de nuestra música. Actualmente trabajamos en Trigodit, álbum que editaremos el próximo año, y en la promoción de nuestro tercer material, Introspección, que hemos presentado en los principales clubes y festivales de jazz en el país.


Pablo Reyes Lang

Sí hay un jazz mexicano, aunque sería difícil describir ciertas características específicas, ya que existe una gran variedad de artistas que hoy en día se desempeñan en este género. En todo caso, hay muchos músicos mexicanos con proyectos en los que el jazz es un elemento preponderante.

En el festival presenté el concierto Nómada, una recopilación de historias inspiradas en los migrantes que buscan perpetuamente su nuevo hogar. Nómada es una colección de piezas con énfasis en la canción popular, la world music y el jazz. 


Verónica Murúa

El jazz mexicano no debe ser encasillado en el concepto de un sonido en particular

Pensar en el jazz es pensar en corrientes que se contraponen o que coexisten, expresiones que son una mezcla de estilos. Que expresan la sensibilidad y el mundo interior de quien lo toca. Que libera la creatividad de quien lo interpreta en los momentos improvisatorios. Considero que sí puede hablarse de un jazz mexicano que abrevó de los estilos originales estadunidenses, pero que se fue desarrollando por sí mismo con la mezcla de ritmos latinos y sensibilidades individuales de sus representantes.

En mi presentación haremos un homenaje a las cantantes famosas de la primera mitad del siglo XX: Marlene Dietrich, Édith Piaf, Libertad Lamarque, etcétera, canciones de época circunscritas en un formato de cabaret de los años 30. Es repertorio standard que lleva un toque de música circense, klezmer balcánico y latin jazz.


Dannah Garay

El jazz mexicano existe desde el momento en que cualquier jazzista mexicano compone una obra. Esto ha sucedido desde hace mucho tiempo en nuestro país, pero en los últimos años el género ha tenido muchos más exponentes y también se le ha dado mayor difusión. Cada vez más festivales y foros presentan el jazz como una opción para el público y también hay más apertura para los escuchas a través de plataformas como Spotify, Apple Music o YouTube, donde es mucho más sencillo acceder a nuevos lanzamientos de artistas mexicanos.

El jazz abarca cualquier tema que pudiera reinterpretarse y combinarse con el folclor de nuestro país, ya que es un lenguaje que puede permear en cualquier cultura. Además, es un género que ha evolucionado y seguirá evolucionando, más el jazz mexicano no debe ser encasillado en el concepto de un sonido en particular.

La propuesta que presentaré en este festival abarca distintas épocas de la obra de Paul McCartney, desde los Beatles, su paso por The Wings y material como solista, con arreglos de jazz a cargo de Emiliano Coronel.


Joe D’Etienne (director musical de Jazz 10, que acompañará a la cantante Alicia González)

Me parece que en México, como en muchos países latinoamericanos, el jazz está caracterizado por la fusión de las armonías del jazz tradicional con influencias de ritmos e instrumentos del folclore latinoamericano. En nuestro concierto presentaremos arreglos originales de standards de jazz clásico.


Faralae

En México existe mucho talento y cada vez se abre más el gusto por el jazz gracias a medios como internet y plataformas como YouTube, acercando cada vez a más personas que buscan alternativas a lo que ofrecen los medios como radio y televisión. Nos llega mucha música de muchos géneros que antes era imposible imaginar.

Existe un jazz mexicano, hay músicos tocando jazz en sus diversas variantes, pero por desgracia creemos que es un ambiente elitista. Sí hay un jazz mexicano, pero no se conoce porque muchas veces es entorpecido por los mismos "jazzistas famosos" que sólo tocan en cierto núcleo o para cierto grupo de puristas.

El repertorio de Faralae incluye canciones que no pertenecen propiamente al jazz: canción popular mexicana, boleros, música francesa. Por eso a nuestro estilo le llamamos jazz estrafalario, porque cada uno de los integrantes fusionamos diferentes variantes del jazz con otros estilos musicales. 



ASS