• Regístrate
Estás leyendo: Hallan sarcófago negro que no ha sido abierto en 2 mil años
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 10:32 Hoy

Hallan sarcófago negro que no ha sido abierto en 2 mil años

Arqueología

Ubicado a cinco metros de profundidad, la reliquia tiene las medidas de un refrigerador y data de la época en que gobernó la última dinastía de faraones.
Publicidad
Publicidad

Un grupo de arqueólogos de la ciudad egipcia de Alejandría, al norte del país, descubrió el mayor sarcófago jamás hallado en esta metrópolis africana. 

El hallazgo ocurrió durante las excavaciones previas a la construcción de un nuevo edificio en el distrito Sidi Gaber de la segunda ciudad más importante de Egipto.

Debido al riquísimo patrimonio artístico y cultural que alberga el subsuelo de buena parte del país de los faraones, en muchas ocasiones es obligatorio que, antes de construir cualquier tipo de estructura en ciudades como Alejandría, se lleve a cabo, de forma previa, un estudio rutinario del suelo sobre el que la misma se va a levantar por arqueólogos dependientes del Ministerio de Antigüedades egipcio

Así es como habría tenido lugar el descubrimiento de este sarcófago de granito negro datado en torno a dos mil años de antigüedad. Además, la capa de mortero visible entre la tapa y el cuerpo principal del ataúd indica que no ha sido abierto desde que fue sellado, lo que ha llamado de forma especial la atención de los arqueólogos. 

El sarcófago se encontraba a cinco metros de profundidad y, según comunicó el Ministerio de Antigüedades Egipcio, sus medidas son similares a las de un refrigerador, con una altura de 1.85 metros, una longitud de 2.65 metros y una anchura de 165 centímetros. 

El dato:
Ladrones de historia
El patrimonio artístico de Egipto siempre ha sido objeto de codicia por parte de los saqueadores de tumbas, que han profanado estos enclaves desde épocas remotas.


Más reliquias

El sarcófago no fue el único objeto hallado durante la excavación. A su lado yacía también una cabeza tallada en alabastro que, con toda seguridad, representa al hombre que se encuentra enterrado en el interior de la tumba y que parece haber sido desfigurado de forma intencionada.

Los expertos creen que el hallazgo pertenece a la época ptolemaica (305 - 30 a.C.), cuyo nombre hace referencia a la última dinastía de faraones que gobernó Egipto hasta que la región fue convertida en una provincia romana. 

El hallazgo volvió a poner el ojo de los especialistas en Alejandría, que había sido olvidada por los arqueológicos debido al congestionamiento urbano de su zona metropolitana, erigida sobre ruinas. La zona del descubrimiento pasará ahora a ser un sitio protegido por las autoridades del país.



ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.