El Cuarteto Latinoamericano celebra en Cartagena

El Cuarteto Latinoamericano se presentó en el Festival Internacional de Música de Cartagena como parte de las celebraciones por sus 35 años de existencia.
Javier Montiel (viola) y los hermanos Álvaro (cello), Arón (violín) y Saúl Bitrán (violín)
Javier Montiel (viola) y los hermanos Álvaro (cello), Arón (violín) y Saúl Bitrán (violín) (Especial )

Cartagena de Indias

El Cuarteto Latinoamericano continúa con las celebraciones por sus 35 años de existencia. Ayer se presentó en el Festival Internacional de Música de Cartagena con un programa titulado París y la música latinoamericana, junto al Cuarteto Villa-Lobos.

“El 23 de marzo se van a cumplir 35 años de nuestro concierto, en Radio UNAM. Un tiempo alucinante porque se ha pasado muy rápido y ha estado lleno de aventuras, de experiencias, viajes, conciertos, música… grabaciones. Parece un suspiro por una parte y, por otra, es el trabajo de toda la vida”, a decir de Álvaro Bitrán, violonchelista del cuarteto y compañero de Javier Montiel, Arón y Saúl Bitrán.

TE RECOMENDAMOS: Laudería, una tradición que renace en Colombia

Que un cuarteto llegue a 35 años de existencia no es algo que suceda todos los días, en parte por un factor humano que produce la disolución de los grupos o el hecho de no contar con un patrocinio fijo, pero Montiel y los hermanos Bitrán han logrado una carrera larga “que ha dado una consolidación en lo musical, un amalgamiento a un nivel que no se podría haber logrado con pocos años.

“A la hora de trabajar somos cuatro músicos independientes, lo familiar queda fuera y cuando no trabajamos cada quien está con su esposa y con sus hijos, tratamos de mantener vidas independientes.”

Ganador de dos Grammy —en 2012 y en 2016—, el Cuarteto Latinoamericano se presentó en el Festival de Música de Cartagena con un programa plagado de influencias de la cultura francesa en diversos compositores latinoamericanos, como Heitor Villa-Lobos, Manuel M. Ponce, Astor Piazolla o Carlos Gardel.

“Ponce vivió muchos años en París y su música está muy influida por lo que sucedía en la capital francesa en su tiempo, lo mismo que Villa-Lobos, quien también vivió mucho tiempo en Francia y si bien su música no suena muy afrancesada, tocamos una de las obras que más espíritu francés tiene”, comentó Álvaro Bitrán.

Después de su presentación en Cartagena, el Cuarteto Latinoamericano viajará a San Miguel de Allende y fin de semana del 21 y 22 de enero estarán en la National Art Gallery, en Washington, y grabarán un disco en Boston, siendo la mejor manera de celebrar, en palabras de Álvaro Bitrán, el trabajo.


Ópera en Cartagena

A una década del surgimiento del Festival, por vez primera se presentará una ópera completa: se trata de Las bodas de Fígaro, en una coproducción con el Festival de los Dos Mundos de Spoleto, Italia. Es, a decir de Giorgio Ferrara, director escénico el montaje, una colaboración desde la parte creativa hasta la económica.

“Se está presentando la ópera con los cantantes italianos y colombianos, la orquesta sinfónica muy válida, el coro de la ópera de Colombia… la calidad de la producción es digna de presentarse en la Scala de Milán”, aseguró el creador italiano, quien desde el 2 de enero se encuentra en la ciudad colombiana para seguir de cerca los trabajos de producción.

Un montaje, adelantó Ferrara, que no distará mucho de la propuesta original de Mozart y Da Ponte, porque si bien se ha escenificado de diferentes maneras a lo largo de la historia —él mismo recordó haber visto propuestas en cafeterías, mientras se ofrecían hamburguesas, o en un bar—, por lo que su apuesta principal será mostrar toda la fuerza de la música y el texto de la obra, que tendrá dos funciones en el Teatro Adolfo Mejía de Cartagena de Indias.

“Estoy en contra de las puestas que cambian completamente la obra, quizás una de las óperas más representadas en el mundo”, señaló el italiano, para quien lo más importante es percibir lo que Mozart y Da Ponte ofrecen en Las bodas de Fígaro.


ASS