Los rostros que el asesino de JFK conoció en México

Lee Harvey Oswald (i), en una fotografía de archivo en Minsk, Rusia, en los años sesenta
Lee Harvey Oswald (i), en una fotografía de archivo en Minsk, Rusia, en los años sesenta (AP)

POR ALEJANDRO DOMÍNGUEZ /

Lee Harvey Oswald llegó a la ciudad de México el 26 de septiembre de 1963. Vino en autobús. Ingresó al país por Nuevo Laredo. Buscaba una visa de tránsito para pasar por Cuba en su camino a Rusia. Permaneció hasta el 3 de octubre en México. Durante su estancia, tuvo contacto con varias personas, algunos de ellos lo reconocieron después de asesinar a John F. Kennedy.

- Pasajeros de autobús

Más de ocho pasajeros del camión 5133 de Continental con quienes habló y hasta mostró su pasaporte lo reconocieron después de la muerte de Kennedy.

- Silvia Tirado de Durán

Era secretaria del consulado cubano cuando Lee Harvey Oswald fue a solicitar una visa de tránsito. Ella contó que lo atendió por primera vez el viernes 27 de septiembre. El joven estadunidense le mostró su pasaporte y documentos para comprobar que había vivido en la Unión Soviética y estaba casado con una mujer rusa, para intentar que Silvia acelerara el trámite de su visa de tránsito.

Después del asesinato de Kennedy, Tirado de Durán testificó ante la Dirección Federal de Seguridad sobre la visita de Oswald a México. La altura que Silvia dijo tenía el joven no coincide con la del asesino de JFK pero aseguró que era el mismo joven.

Un ciudadano cubano que estuvo en México entre 1965 y 1968, fungió como fuente de la CIA y contó que Silvia le confesó que tuvo un romance con Lee Harvey Oswald, que tuvo relaciones con él, pero que desconocía sus planes de asesinar a Kennedy.

- Eusebio Ascué

Cónsul de Cuba en México cuando Oswald acudió a la embajada cubana por una visa de tránsito para viajar a Rusia. Ascué estaba en su oficina cuando el joven estadunidense se alteró porque su trámite tardaría más de lo que esperaba. Salió de su oficina y discutió con él en inglés.

Según la declaración de Silvia Tirado, el cónsul dijo que no le daría la visa al joven y que una persona como él, en vez de beneficiar a la revolución cubana, le hacía daño.

Tras el asesinato de Kennedy, Ascué rechazó que el joven que vio en México fuera el mismo que asesinó a JFK.

- Oscar Contreras

Estudiante de derecho de la UNAM. Oswald platicó con él en el cineclub de la facultad de filosofía y letras de la UNAM para pedirle ayuda para conseguir la visa cubana.

La versión de Oscar Contreras arroja que el hombre que se le acercó era de estatura menor a la del asesino de JFK, además, que le habló en español, cuando supuestamente solo hablaba inglés.

- Rubén Durán

Hermano de Horacio Durán y cuñado de Silvia Tirado. Nació en Estados Unidos, sirvió en la armada de ese país durante la guerra. Primo de la escritora Elena Garro. Algunas fuentes han dicho que Lee Harvey Oswald asistió a una fiesta de twist en casa de Rubén.

- Horacio Durán Navarro

Esposo de Silvia Tirado. Presuntamente estuvo en la fiesta a la que acudió Lee Harvey Oswald. Escribía artículos para el periódico procomunista de la ciudad de México "El Día".

Era profesor de la Escuela Nacional de Artes Plásticas. Primo de la escritora Elena Garro.En su declaración dijo que nunca conoció, ni vio, a Lee Harvey Oswald.

- Devaki Garro de Guerrero

Hermana de la escritora Elena Garro. En una entrevista dijo que Oswald estuvo en una fiesta a la que ella asistió, y que la fiesta se realizó en casa de Silvia Tirado de Durán.

Describió al joven como flaco y feo y dijo que se veía aburrido.

Devaki pertenecía al Partido Comunista.

- Elena Garro

Escritora mexicana. Después del asesinato de Kennedy Garro y su hija fueron a la embajada de Cuba a gritar ¡Asesinos! ¡Asesinos! ¡Asesinos!. Después de eso se refugiaron en un hotel por temor a represalias comunistas.

Un reporte de Charles William Thomas, funcionario del ala política de la embajada de Estados Unidos en México dice que de 1964 a 1967 se hizo amigo de Elena Garro relata las conversaciones en las que, presuntamente, Garro contó cómo conoció al asesino de Kennedy.

El reporte de Charles William Thomas detalla que Garro le contó que su primo Rubén la visitó a finales de 1964 para pedirle que no dijera que Oswald había estado en su casa y le confesó que el asesino de JFK era amante de Silvia Tirado de Durán y que ya había venido a México en otras ocasiones.

En una entrevista Garro también negó haberse refugiado con su hija en un hotel pero en 1967 la CIA comprobó que Elena Garro y su hija sí habían estado en ese hotel.

- Helenita Paz

Hija de la escritora Elena Garro. De acuerdo con el reporte de Charles William Thomas, Elena acompañó a Helenita a la fiesta donde estuvo Oswald.

En la reunión en casa de Rubén Durán, Helenita conoció a un hombre llamado Alejandro (se decía mexicano pero no hablaba ni actuaba como tal) que le envió cartas de amor que ella nunca contestó y que, dijo, llevó a la embajada de Estados Unidos en México para que las investigaran.

- Emilio Carballido

Escritor y dramaturgo mexicano. Presuntamente, otro de los invitados a la fiesta de twist. En una entrevista dijo que sí conoció a Silvia y a Horacio Durán, pero se refirió a la fiesta como una versión que surgió de Eunice Odio y no de Elena Garro. No aclaró si existió o no la reunión.

- Otros asistentes a la fiesta

El relato de Garro, reportado por Thomas, detalla que entre los asistentes a la fiesta también estaban personajes como la esposa de Rubén Durán que se llamaba Lydia, el general José de Jesús Clark Flores y su amante (una mujer guatemalteca), un doctor del hospital Dalinde, una pareja joven de estadunidenses gordos y rubios que estaban de luna de miel en México y una mujer mexicana cuarentona.

- Empleados de la Embajada soviética

Lee Harvey Oswald acudió por lo menos dos veces a la embajada soviética a solicitar la visa. Además habló por teléfono varias veces, una de ellas con el agregado militar de la embajada, quien lo refirió al consulado. Según una transcripción de un teléfono intervenido por la CIA, Oswald solicitó a los soviéticos ayuda económica para regresar a Estados Unidos, cuando no pudo obtener la visa para viajar a Cuba.

- Fotógrafo

Para solicitar la visa cubana Oswald necesitaba presentar fotografías y Silvia Durán lo mandó a tomarse fotos a un lugar cercano a la embajada. Media hora después Oswald regresó con las fotos que Durán engrapó a su solicitud de visa.

Todos ellos podrían haber visto el rostro del Lee Harvey Oswald cuando estuvo en México, sin saber que unos días después asesinaría al presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy.

< Anterior | Siguiente >