REPORTAJE | POR KORINA SÁNCHEZ S.

Van por la tercera etapa del Alamar

El "último pulmón de Tijuana" en pavimentación

A poco tiempo de que inicie la canalización de la tercera sección del arroyo Alamar, que conectará el tráfico binacional, hay activistas que se oponen a que se cubra la vegetación con concreto

Canalización de tercera etapa de arroyo alamar
Canalización de tercera etapa de arroyo alamar (Korina Sánchez S.)

Tijuana

En menos de un mes, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) lanzará la licitación para la canalización de la tercera sección del arroyo Alamar, uno de los proyectos hidráulicos más ambiciosos en Baja California, que costará casi 200 millones de pesos y está programado que concluya en noviembre de este mismo año.

La obra es parte del plan de desarrollo económico de Tijuana para conectar la Vía Rápida de Tijuana con la carretera a Tecate, y después con una nueva garita de cruce a Estados Unidos.

Para ello se tiene que canalizar la tercera sección, señaló el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid.

"Esa obra es una obra que tiene que concluirse, es necesaria para Tijuana."

"Es una obra que se le han invertido muchísimos recursos y se dividió en tres etapas por su complejidad, primeramente social, pero también por su costo. Ya dos etapas están concluidas y vamos por la tercera etapa, vamos a hacerlo con mucha sensibilidad", apuntó. 

En 2008, cuando se anunció el interés en la canalización, universitarios estadounidenses participaron en la elaboración de un plan de desarrollo sustentable con la creación de un parque hidro-ecológico que evitaba cubrir con cemento el lecho del arroyo y mantenía la construcción de una vialidad rápida en los márgenes.

Explica el urbanista René Peralta, quien presentó al gobierno un proyecto para que se conservara el ambiente amigable con el ecosistema y las familias pudieran conservar un espacio de recreación.

"Era un proyecto que manejaría una manera de hacer los costados, los hombros del canal con diferentes técnicas y que ayudaría que cuando lloviera no se desbordara el río, pero que también se lograra mantener parte de las áreas verdes", dijo.


La zona, ubicada en el este de Tijuana, es considerada por ambientalistas como el "último pulmón" de la ciudad por la existencia de miles de árboles que serían talados para construir la vialidad, de acuerdo con el proyecto que presentó la anterior administración estatal.

Por ello, vecinos de las comunidades aledañas de las colonias Murúa, Murúa Martínez, Chilpancingo, Loma Bonita y 10 de mayo presentaron un amparo ante el juzgado federal VI de distrito en abril de 2012.

En este momento hay mesas de negociación para la última sección, explica el director hidroagropecurario de Conagua en Baja California, Miguel Ángel Marín.

"En esta tercera etapa va a haber una pequeña modificación al proyecto original, esto debido a que un grupo de ambientalistas están solicitando que se haga un parque ecológico. Entonces estamos en ese proceso, pero la concesión se inicia en este 2014", dijo.

Activistas desconfían que se mantenga el ecosistema.

Activistas manifiestan preocupación ante la posibilidad de que se talen árboles y se recubra el cauce con cemento. 

Lo que más preocupa es que selle el arroyo y se destruya el manto acuífero, afirma Magdalena Cerda Báez, coordinadora del Colectivo Chilpancingo.

"Vemos que todo lo que es calidad de vida, que viene de la salud ambiental, impacta directamente en la calidad de vida de las personas en esta región, se está estresando o eliminando aceleradamente, ¿no?", dijo.

Explicó que la tercera etapa del arroyo Alamar comprende unos 10 kilómetros, donde habitan especies como el pájaro carpintero; garzas blancas, grises y negras; víboras y langostinos, además de vegetación diversa que desaparecería en caso de que se canalizara.

Los tres niveles de gobierno, a través de la Semarnat, Conagua, Implan y Sidue, coordinan para empezar la tercera fase, aunque todavía están pendientes detalles de la segunda parte de la obra, menciona el coordinador de Supervisiones de Obras del estado en Tijuana, Gabino Vizcarra Peña.

"Lo primordial es el alumbrado y hay detalles de garantías. Yo ejecuto mi obra y sale una falla, el contratista tiene que regresar a repararla; la responsabilidad sigue siendo de nosotros y tenemos que estar correteando e insistiendo para que arreglen los desperfectos. Lo más importante y el pendiente es el alumbrado público", especificó.

Para el sector industrial, la obra que conectará con la nueva garita significa un polo de desarrollo económico, al lograr otra ruta que agilice el intercambio comercial con Estados Unidos, considera el presidente del Consejo de la Industria Maquiladora y de Exportación en Tijuana (Index), Federico Serrano Bañuelos.

"Todo aquello que beneficie las venas de la ciudad, los sistemas de comunicación...si antes estábamos dependiendo de un solo trayecto, entre mayor número de trayectos existan hacia las garitas, que es donde se maneja el comercio exterior de tanta importancia, como importaciones y exportaciones, yo creo que va a beneficiar", dijo.

Galería del antes y el después en Arroyo Alamar

Construcción de canalización en la tercera sección 

Disfruta de Milenio Televisión en Vivo. Las noticias minuto a minuto en las 24 horas.

Obras de canalización en la segunda sección

Disfruta de Milenio Televisión en Vivo. Las noticias minuto a minuto en las 24 horas.