• Regístrate
Estás leyendo: La historia de Felipe Aureliano Reyes
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 01:23 Hoy

La historia de Felipe Aureliano Reyes

Un sábado en la mañana en casa de mis padres, Felipe barría el patio de atrás: “Ya quisiera yo tener los ojos del perro” —me dijo — “para gustarle a las muchachas” — y se rió.


Publicidad
Publicidad

En otra época, Felipe Aureliano Reyes tal vez habría sido Pueblo o Nación; y entonces esta sería todavía Historia Mexicana. Y por medio de esa alquimia tal vez las muertes de la última década llegarían a transmutarse en principio de algo, en sacrificio para el porvenir. Pero todo eso ya se acabó. Que se acabe también la ficción según la cual todos habríamos cargado con el sufrimiento y la opresión de manera pareja, en tanto que mestizos, en tanto que mexicanos. Tal vez así podremos finalmente confrontarnos con la violencia desnuda del racismo y la desigualdad.

Lee el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.