• Regístrate
Estás leyendo: Fideicomisos: ¿qué son y por qué AMLO busca cancelarlos?
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 18:08 Hoy

Fideicomisos: ¿qué son y por qué AMLO busca cancelarlos?

Transición 2018

Uno de los 50 lineamientos para combatir la corrupción establece que se buscará evitar mecanismos utilizados para ocultar fondos públicos y evadir la transparencia.
Publicidad
Publicidad

La multa de más de 197 millones de pesos que el INE impuso a Morena tras alegar irregularidades en la operación del fideicomiso Por los demás, destinado a los damnificados del 19-S, llegó días después de que Andrés Manuel López Obrador anunciara sus 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana

En este documento, el virtual Presidente electo establece, en el punto número 18, que durante su gestión “se cancelarán fideicomisos o cualquier otro mecanismo utilizado para ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia”. 

En este contexto, vale la pena preguntarse qué es y para qué sirve un fideicomiso y por qué López Obrador busca anular un proceso al que su partido está vinculado. 

El fideicomiso es un contrato legal, establecido por una o varias personas físicas o morales para transferir parte de sus bienes a una institución financiera que los administrará y empleará para la realización de un objetivo previamente determinado. 

Este fin específico puede ser en beneficio propio o de un tercero y es la institución fiduciaria quien recibe la encomienda de su realización. 

En un fideicomiso intervienen tres actores:
1| El fideicomitente
Es la persona física o moral que aporta bienes o derechos de su propiedad y establece las condiciones de administración y distribución.

2| El fiduciario
Es la Institución que recibe los bienes y asume la misión de cumplir las disposiciones o fines establecidos por el fideicomitente.

3| El fideicomisario
Es la persona que recibe el beneficio del fideicomiso, puede ser el propio fideicomitente o un tercero.

Aunque los fideicomisos son recurrentes de la economía actual, su origen se registra en el ordenamiento jurídico de la Antigua Roma, por lo que vale la pena acudir a la etimología para entender el germen del concepto. 

La palabra proviene del latín fideicommissum, cuyas raíces son fides —fe o confianza— y commissus —comisión o encargo. De modo que, etimológicamente, un fideicomiso es un encargo de confianza

¿Qué bienes pueden formar parte del fideicomiso?
Pueden ser inmuebles, recursos en efectivo, valores, derechos de pólizas de seguro, acciones, entre otros.

Cuando AMLO habla sobre cancelar mecanismos utilizados para “ocultar fondos públicos y evadir la transparencia” se refiere a prácticas como los moches: arreglos entre gobernantes locales y legisladores para conseguir recursos federales que financien obras en los estados a cambio de favores políticos u otros pagos. En otras palabras, el uso de dinero público para fines privados. 

Otro antecedente es el caso Fobaproa (Fondo Bancario de Protección al Ahorro), que a la fecha constituye una deuda pública millonaria para el país. 

Aunque su objetivo era enfrentar la crisis financiera que subsistía en los 90, la corrupción y la opacidad que rodearon la operación del rescate bancario lo convirtieron en uno de los actos más costosos de la historia mexicana.

ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.