• Regístrate
Estás leyendo: Por tarifa dinámica, cobros de ERT suben hasta más de dos mínimos
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 22:17 Hoy

Por tarifa dinámica, cobros de ERT suben hasta más de dos mínimos

La utilidad bruta en algunos recorridos sería de hasta un 90 por ciento, según un ejercicio comparativo con plataformas de transporte
Publicidad
Publicidad

“Hola, qué tal, sé que en la noche las tarifas estarán súper elevadas y yo necesitaré hacer un viaje largo ¿Algún contacto que me pueda llevar a un precio accesible?”.

Es Nochebuena. En pleno lunes 24 de di-ciem-bre ¡de diciembre! Ángel V. escribió éste mensaje en sus redes sociales, en particular, en un grupo de usuarios y choferes de Uber como hay muchos en Facebook. “Le va a llover a este cuate”, pensaría cualquiera.

La publicación de este aparente ingenuo llamado tuvo, en minutos, 35 reacciones: una de coraje; dos caritas tristes, nueve “likes” y 23 –abrumadora mayoría- caritas de risa.


¿Las respuestas? “Jajaja, nadie”, le escribió Juan Manuel S. “pobre pendejo iluso, quieres que te cobren barato hoy”.

“Alista tu aguinaldo”, le dijo Ricardo S.; “El (camión ruta) 380…mejor opción”, Jorge M.; “¿Esto es Uber o Cáritas?, Gera O.; “Háblale a Superman. Él te puede llevar volando”, Salvador V.; “¿Neta… Es neta la publicación?”, le puso Pedro B. entre varias respuesta similares que recibió una pregunta lógica para cualquier consumidor de cualquier producto o servicio. Entonces, ¿por qué recibió esas respuestas? ¿De qué tarifas “súper elevadas” estaba hablando Ángel?

La cruel demanda

Imagine que cuando va de compras al supermercado y pasa por el área de carnes frías ve que el jamón de su preferencia está en 80 pesos el kilogramo, pero usted opta por ir primero por los enlatados y no perecederos, y al regresar a los embutidos ya hay fila y su jamón ya no cuesta 80, sino 140 pesos. Esto aún no ocurre, pero en el transporte sí.

La llamada ley de la oferta y demanda es permitida en los sistemas de libre comercio para fijar el precio de un bien o servicio: a mayor oferta, precio bajo, y a mayor demanda, sube el precio.

Esto se conocía desde siempre cuando se elevaban los precios del hospedaje en temporadas vacacionales, pero bajaban en tiempo de clases escolares. Ahora, las empresas de redes de transporte (ERT) lo hacen de manera instantánea y cientos de veces, en cuestión de minutos y durante todo el día. Para los usuarios de estas aplicaciones esto no es ninguna novedad, lo viven al menos desde hace 4 años, cuando llegó Uber a Guadalajara, el 4 de julio del 2014.

Cobro dinámico

Una de las novedades en 2014 para los tapatíos fue el conocer la llamada “tarifa dinámica” (que ahora este término no aparece en ninguna parte de la guía de la aplicación –app- de Uber), y que corresponde precisamente a elevar o bajar la tarifa en función a la demanda que haya del servicio en ese momento y en la zona donde se pide el servicio.

Al principio la aplicación explicaba al cliente-pasajero que en horas o zonas pico la tarifa ordinaria se tenía que multiplicar por 1.3 ó x2.6 o más. Actualmente no se especifica el múltiplo vigente, sino leyendas que advierten de un cobro elevado por la demanda existente, pero el cliente-pasajero no tiene información del área que está siendo afectada ni la cantidad de las unidades disponibles en la zona: esa es información que solo conocen los operadores de las plataformas de la ERT.

¿Por qué no se proporciona esta información al cliente-pasajero por parte de las ERT?

Si volvemos al ejemplo del supermercado, el potencial comprador vería el precio del producto, la cantidad de personas formadas en las carnes frías y también la cantidad de despachadores que hay; así, con esa información elemental decidiría si espera o si mejor se retira.

¿Tarifas súper elevadas?

A las 13:51 horas del pasado lunes 24 de diciembre, Ángel V. buscó a través de sus redes sociales contactar a un chofer de la empresa líder en transporte por plataforma para acordar un viaje, un servicio para la noche, en plena Nochebuena. ¿El objetivo? Evitar pagar lo que él llamó tarifas “súper elevadas”.

Ángel no publicó el trayecto que harían ni la hora que necesitaría el servicio, sin embargo, se puede obtener la proporción del aumento en el cobro con un ejercicio comparativo. Para ello, de manera arbitraria se tomó un ejemplo de viaje: de la avenida Chapultepec, en Guadalajara, a Plaza Andares, en Zapopan, y se comparó la tarifa en días distintos, pero en horario similar.

Así, en un día no festivo la tarifa ordinaria para el servicio Uber X (el económico) que arrojó la aplicación alrededor de las 20:35 horas fue de 75.10 pesos, pero el 24 de diciembre –cuando lo necesitaba Ángel- la tarifa fue de 184.03 pesos para ese recorrido a la misma hora, es decir, con un sobreprecio de 108.93 pesos, un 145 por ciento más (solo considerando la tarifa anunciada en la app, sujeta a aumentos por demoras en el traslado).

Esos 108.93 pesos de diferencia entre la tarifa ordinaria y la del 24 de diciembre equivalen a más de un salario mínimo actual que es de $88.36 por día: el sobreprecio equivalió a un salario mínimo diario más 20.57 pesos, en este caso, que tenía que pagar el pasajero, pero hay casos más severos (ver más adelante).

Ahora bien, si el 24 de diciembre se hubiera hecho este recorrido de regreso alrededor de las 23:00 horas, de Andares a Chapultepec, la tarifa marcada fue de $146.47; es decir; tan solo en transporte de ida y vuelta el cliente habría desembolsado 330.50 pesos ese día.

Por estos niveles en las tarifas, equiparables al pasaje de un viaje foráneo, decenas o cientos de clientes buscan a través de redes sociales negociar un cobro menor “por fuera” de aplicaciones de empresas de redes de y transporte, aunque esto conlleve mayores riesgos para el chofer y el pasajero.

(La aplicación líder en materia de transporte anteriormente mostraba el múltiplo vigente durante la activación de la tarifa dinámica)


¿Quién gana?

¿Y qué hay de la utilidad en este viaje de ejemplo para el chofer y la plataforma?

De acuerdo con la ruta más recomendada por la misma plataforma líder, la distancia entre el punto de partida (Avenida Chapultepec y Avenida México) y el destino (Andares) es de 9.4 kilómetros – ¡esta no cambia ni en los días de puente!-.

Si consideramos que el rendimiento promedio de los autos que usan los choferes de ERT es de 12 kilómetros por litro de combustible según lo expresado por conductores de estas unidades, el gasto en gasolina en este trayecto, de Chapultepec a Andares, es de menos de un litro.

Y si también consideramos que el lunes 24 de diciembre el precio del litro de gasolina regular o magna, el más caro que se ofertó en Guadalajara fue de 20.40 pesos, se deduce que ir de Chapultepec a Andares le costó 15.98 pesos de gasolina al chofer.

Si en Nochebuena este viaje se cobró en 184.03 pesos pero el gasto de gasolina fue de solo 15.98 pesos (sin considerar desgaste de motor y lubricantes, mantenimiento y demás), la utilidad bruta fue de 168.05 pesos, es decir ¡utilidad de un 91 por ciento! Nada despreciables para un solo viaje.

Por supuesto que a la tarifa de 184.03 pesos habría que descontarle la comisión del 25 por ciento que aplica la plataforma líder a sus socios para saber la utilidad para el chofer. De este viaje en particular, Uber se quedaría con 46 pesos de comisión.

¿Y cuántos viajes se harían ese 24 de diciembre en la ciudad con tarifa dinámica si la plataforma líder reportó en diciembre de 2017 a la entonces Secretaría de Movilidad tener poco más de 20 mil vehículos y más de 33 mil choferes registrados en la entidad?

Otros ejemplos

Un segundo viaje/tarifa, tomado como ejemplo con la plataforma líder, fue el siguiente: de Chapultepec al fraccionamiento Santa Fe, en Tlajomulco, a las 23:00 horas:

En día no festivo 203.68 pesos, pero el 24 de diciembre pasado costaba 431.08 pesos (un 111.6% de sobreprecio, 227.4 pesos más o 2.5 salarios mínimos de diferencia).

Tercer ejemplo: de Carretera a Colotlán al Aeropuerto de Guadalajara, alrededor de las 23:00 horas: Con tarifa ordinaria $288.79; la noche del 24 de diciembre, con tarifa dinámica $505.12 (74.9% más, $216.33 pesos extras o 2.44 salarios mínimos de sobreprecio).

Muy probablemente a estas “súper tarifas” se refería Ángel V. quien, poco después escribió en su misma publicación inicial: “Gracias por la ayuda, solo que preferí ignorar comentarios que no aportan nada (…) Y para tu información, ya conseguí quién me lleve sin cobrarme con tarifa dinámica”.  Sí-se-pudo.

Reacciones

“Las estimaciones de tarifa están disponibles antes de pedir un viaje. Las estimaciones de tarifa son útiles, pero no están garantizadas debido a que las tarifas de viaje pueden variar en función del tráfico u otros factores”.

“Las tarifas que aparecen en tu app varían según la demanda actual de viajes cerca de tu punto de partida. Tu app puede notificarte que las tarifas están más altas que de costumbre. Puedes esperar unos minutos y volver a ver las tarifas. Si la demanda aumentó o hay más conductores disponibles, las tarifas pueden bajar”.

LAS CLAVES

¿Y Didi?

En el ejercicio comparativo también se tomaron cotizaciones con la aplicación de la empresa Didi, las que también presentaron incrementos en su tarifa ordinaria el día 24 de diciembre.

De Chapu a Andares

Con Didi, la tarifa ordinaria en esta ruta, alrededor de las 20:30 horas, fue de $65 en día normal, y de $117 el 24 de diciembre pasado, 52 pesos más (80% más)

De Chapu a Santa Fe

Con Didi, la tarifa ordinaria en un horario alrededor de las 23:00 horas, de Chapultepec a Santa Fe, arrojó $277, pero el 24 de diciembre a esa hora el cobro mostrado era de 366.10 pesos, $89.1 más (32.1% adicional)

Todo, según la app

En los ejercicios comparativos realizados, tanto las tarifas de Didi como las de Uber se obtuvieron a través de la aplicación de cada empresa, considerando los mismos puntos de origen y de destino y horarios similares en distintos días.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.