• Regístrate
Estás leyendo: Su afición, coleccionar figuras de los Caballeros del Zodiaco
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 22:20 Hoy

Su afición, coleccionar figuras de los Caballeros del Zodiaco

Entrevista

El presidente de la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior gusta por coleccionar figuras de Los Caballeros del Zodiaco, serie también conocida como Saint Seiya, que aparecieron inicialmente en enero de 1986
Publicidad
Publicidad

Con más de 360 figuras, el presidente de la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior (Auiemss), Gustavo Santín Nieto, cuenta con una de las más grandes colecciones del país de los Caballero del Zodiaco.

En un total de tres vitrinas ubicadas en la que fue la biblioteca de su vivienda, a un costado de la entrada principal, al poniente de la capital del estado, se encuentran formados los personajes de unos 30 centímetros de altura, de la serie de manga y anime creada por Masami Kurumada; producida por el estudio de animación japonés Toei Animation; y difundida en México en la década de los 90 por la televisora TV Azteca.

Algunas de las figuras de la colección de Santín Nieto cuentan un baño de oro y se encuentran en una caja especial. Otros de los integrantes de la colección fueron adquiridos hace más de 15 años en 300 pesos, sin embargo, su precio actual supera los tres mil pesos y algunos coleccionistas llegan a ofrecer mayores cantidades.

El gusto por coleccionar figuras de Los Caballeros del Zodiaco, serie también conocida como Saint Seiya, que aparecieron inicialmente en enero de 1986 en formato manga en la revista Shonen Jump, nació a partir de pasar tiempo con sus hijos viendo la serie animada por televisión abierta.

Santín Nieto, egresado de la Normal Superior del Estado y actual representante de más de 60 universidades de bajo costo en Puebla, lamenta que en la actualidad ya no se le brinde la misma importancia al estudio de la Mitología Griega en las escuelas de educación básica, enseñanza que permitiría ampliar los conocimientos a las nuevas generaciones.

¿Cómo empezó su colección?

Es una historia de familia. La diversión de los chavos implicaba ver las caricaturas. De las caricaturas empezaron a conocer pequeños muñequitos. En 2004 que nació la nueva versión, los empezamos a comprar. Desde 2004 hasta ahora, tenemos ya más de 360 figuras que hacen que sea una colección para los aficionados al anime y la manga, espectacular.

¿Qué tan grande es la colección?

Es una de las más grandes, es una de las más completas que existen en México. Incluso, por encima de las que tienen las propias personas que se dedican al comercio de vender las figuras. Es una colección familiar. A mis hijos les gusta y yo las armo. Son tres vitrinas y pronto ya serán insuficientes porque ya no caben. Nos quedan algunos espacios, pero muy pocos. Veremos poco a poco qué pasará después.

¿Con qué figura comenzó?

Teníamos figuras de un tamaño menor. Las piezas estaban menos ensambladas. Se caían y se perdían. Cuando salieron las figuras de un tamaño menor, las empezamos a comprar. De repente, nos dimos cuenta que esta colección era más bonita que la de piezas pequeñas. La otra la desechamos. Los hijos siempre aprendieron a respetar las figuras porque sabían que se perdían y reconocieron que era necesario tenerlas en un lugar especial. Poco a poco fuimos armándola. Primero, ocupamos una vitrina de la biblioteca hasta que después fueron insuficientes los espacios.

¿Cuánto cuesta cada figura?

Inicialmente, cada pieza costaba entre 200 y 350 pesos en 2004. Se vendían en las tiendas Sanborns. Poco a poco, los dejaron de vender. Actualmente, se consiguen en la Ciudad de México. En la Plaza de la Computadora, cerca del Palacio de Bellas Artes.

¿Se reúne con coleccionistas?

Yo no tengo interacción con otros coleccionistas. Es una afición personal. No tiene ánimo de competencia ni mucho menos. Simplemente, de repente, nos dimos cuenta de que ya valía la pena conservarlos y lo hicimos.

¿En qué momento arma las piezas? ¿Hace algún ritual?

Los domingos por la tarde, después de escribir una columna. No me quitan mucho tiempo porque no salen tan seguido. Sale una nueva figura cada dos o tres meses. De repente, hay piezas que son muy difíciles y pueden desesperar, tienes que dedicarles cuatro o cinco horas. Hay otras piezas que son muy rápidas de armar y en media hora, ya los tienes. No hay ninguna herramienta especial para armarlos. Hay figuras que tienen piezas muy pequeñas. Las figuras de la saga de Hades fueron las más complicadas de armar. Por ejemplo, Garuda no tiene soporte, entonces, tienes que equilibrar el peso para que se mantenga de pie. Las demás están en bases pero esas no pueden sostenerse en alguna base.

¿Cuál es la importancia de la colección?

La importancia para los niños es el conocimiento de la mitología griega. Eso depende mucho de la colaboración de los padres para que empiecen a buscar información y, después, los que se dedican a la astronomía, también pueden buscar las constelaciones. Tiene un fin didáctico. Con la mitología griega crecimos en la escuela primaria, antes de que cambiaran los programas de estudios.

¿Cuenta con alguna otra afición?

Mi otra afición es el cultivo de las orquídeas. Tengo una buena colección de orquídeas, tengo cerca de 150 orquídeas. La afición hacia el cultivo de las plantas es una herencia que dejó mi madre. Ella tenía el pasillo de la casa lleno de plantas. Entonces, de repente, te das cuenta de que a ti, también te gustan. Cuando pequeño, te cuesta regar las plantas, pero más adelante, te das cuenta que son parte de la vida misma. Antes tuve violentas, eran las que cultivaba mi madre. Sigo con las violetas, pero tengo más orquídeas. Las violetas son más difíciles. De la orquídea aprender a dosificar el riego, pero las violetas se chiquean. Debes tener la información necesaria para que no se pudran. Una violeta se muere tan rápido tanto por exceso de agua como por falta de agua.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.