• Regístrate
Estás leyendo: Pasear en bicicleta y coleccionar acreditaciones, sus hobbies
Comparte esta noticia
Jueves , 21.02.2019 / 18:49 Hoy

Pasear en bicicleta y coleccionar acreditaciones, sus hobbies

Entrevista

“Nacho Pata” del grupo de rock infantil Patita de Perro, es un amante del café y el orden, pero su mayor gozo es convivir con su familia, sus hijas, pasear en bicicleta y coleccionar las acreditaciones de todos los conciertos que han ofrecido
Publicidad
Publicidad

Ignacio Javier Silva León, mejor conocido como “Nacho Pata” del grupo de rock infantil Patita de Perro, es un amante del café y el orden, pero su mayor gozo es convivir con su familia, sus hijas, pasear en bicicleta y coleccionar las acreditaciones de todos los conciertos que en estos casi 25 años han ofrecido a su público. “Los gafetes sí me gustan mucho, porque me traen muy buenos recuerdos. Digamos que es mi única egoteca que tengo porque ni siquiera guardo los diplomas que nos han entregado”.

De su infancia, la cual vivió en la colonia Chula Vista, recuerda sus juegos al lado de sus primos, en los cuales las travesuras eran la constante.

También tiene presente que disfrutaba jugar “numeritos” y fletar al que había acumulado cinco “hijos” para golpearlo con la pelota de esponja, la cual previamente mojaban “para que doliera más; y tamaladas, que era también muy rudo, pero nunca nos pasó nada; o irnos atrás de Rancho Colorado, donde pasaba un río de agua sulfurada y juntábamos piedras para hacer una presa y subir el nivel del agua y poder nadar”.

Por lo que respecta a la música, ¿Cuándo fue tu primer acercamiento?

“Fue en la secundaria, que cursé en el CENHCH. Cuando mataron a John Lennon yo tenía 14 años y empecé a escuchar otra música que no escuchaba cuando era niño (…) Esto coincidió con que un amigo tenía en su casa muchos discos muy interesantes, tenía a Pink Floyd, Led Zeppelin, el Tri Soul in my Mind y de Chac Mool”.

¿Cuándo decides hacerte músico?

“Con ese amigo acudí a un concierto del Tri Soul in my Mind a los 14 años de edad en Cholula y escuchar a Alex Lora decir una grosería a través del micrófono se me hizo muy osado mentarle la madre a Raúl Velasco o al presidente (…) eso y combinado con que en la universidad conocí a un grupo de amigos que me encaminaron a la música, lo que generó un shock en mi familia porque ellos querían que terminara la carrera. Cuando ya me empecé a dedicar a la música dije, ‘esto es lo mío’, y finalmente fue una buena decisión”.

¿Antes de ser músico, qué querías ser?

“Veterinario, como mi primo Alejandro, pero cuando me contó que les tenía que estar metiendo las manos en las colas a las vacas, dije, ‘no, olvídalo’”.

¿Cuánto tiempo le dedicas a la práctica de la bicicleta y adónde te vas a recorrer?



“Son dos formas, una es hacer ejercicio real, donde me aviento unos cinco kilómetros dándole sin descanso, muy duro, desde mi casa al Ecológico, donde le doy dos vueltas y me regreso; o en las rodadas de los viernes, donde también voy y ahí sí son muchos kilómetros, a veces son ocho, a veces diez, hasta 14 hemos hecho. Si no, es lo que hago casi diario, salir cerca de mi casa, vivo en Los Sapos, y voy al Paseo Bravo, a veces a la (avenida) Juárez hasta arriba y regreso al zócalo y ahí es sentarme en el Italian (Coffe) y echarme mi café. En ocasiones sólo salgo a la 3 Oriente y me gusta darle vuelta al parque de la Pergola, pero es cuando no hago gran cosa, es nada más de paseíto, no hacer gran fuerza”.



Hablando de patitas, ¿qué huella quieres dejar en la vida?



“Siempre he dicho que cuando llegas a este planeta, tienes que dejarlo mejor de lo que lo encontraste. Cuando nací no estaba mal y ahora sí está muy mal. No debes pasar por la vida como alguien que nada más vino a chingar o a joder (…) que cuando te vayas no digan, ‘qué bueno que se murió porque era un ojete’. Que cuando me vaya digan, ‘a lo mejor no fue el gran revolucionario artístico, pero a la gente que trató, sí la trató bien, sí lo quisieron y sí quiso’. He querido a mucha gente y siento que mucha gente me ha querido”.



¿Y ya aprendieron a cobrar?



“Eso sí. Pero eso desde el principio lo aprendimos”.



Y los Pata de Perro

¿qué raza serían?



“Serían como los dalmatas… por manchados”.



ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.