• Regístrate
Estás leyendo: Gingivitis, quinta enfermedad más frecuente en Jalisco
Comparte esta noticia
Lunes , 22.04.2019 / 10:00 Hoy

Gingivitis, quinta enfermedad más frecuente en Jalisco

Día Mundial de la Salud

Pocos la toman en serio, pero puede dejar sin dientes a quien la padece; hasta la semana epidemiológica diez, se han registrado un total de 12 mil 102 afectados en la entidad
Publicidad
Publicidad

Infecciones respiratorias agudas, infecciones intestinales, infecciones de las vías urinarias, úlceras y gastritis, así como gingivitis y enfermedad periodontal, son las cinco enfermedades que afectan con mayor frecuencia a los jaliscienses, aunque estas no son las de mayor mortalidad, según reporta la Secretaría de Salud Jalisco.

En total, son 146 las enfermedades que son monitoreadas en el país y en Jalisco por el Sistema de Vigilancia Epidemiológica y de las que se compara con los casos registrados siete años antes, a través de un canal endémico (gráfica de casos), para advertir posibles incrementos o disminuciones anormales, explicó la coordinadora estatal de Epidemiología de la Secretaría de Salud en Jalisco, Ana Gabriela Mena Rodríguez.

El domingo 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud y para conocer el panorama en el estado, MILENIO solicitó a la Secretaría de Salud Jalisco información sobre los primeros cinco padecimientos que más aquejan a la población estatal (morbilidad). A partir de esta semana se publicará en un orden regresivo cada una de estas afecciones.

Pocos la toman en serio, pero puede dejar sin dientes a quien la padece. La gingivitis mal atendida o descuidada puede generar esta y otras complicaciones. En Jalisco, este año, hasta la semana epidemiológica diez, se han registrado un total de 12 mil 102 casos de gingivitis, ante 13 mil 554 casos en la misma semana de 2018.

Si bien hubo disminución de casos este año, continúa entre las primeras cinco enfermedades con mayor prevalencia pues desde 2012 se han duplicado los casos.

La gingivitis es la inflamación de las encías, que, al no atenderse, se convierte en una periodontitis que, a su vez, es la infección grave de las encías que daña el tejido blando y destruye el soporte de hueso que sostiene al diente. Puede provocar el aflojamiento de las piezas dentales o la pérdida total.

Sin embargo, la caída de los dientes no es todo. También se ha asociado a la enfermedad periodontal a la diabetes, enfermedades del corazón, del pulmón y recientemente, incluso algunos investigadores la han relacionado como precursora del Alzheimer, aunque continúan revisando los resultados.

Higiene bucal para prevenirla

El origen de una gingivitis comienza en la placa dentobacteriana, que es una sustancia blanda, pegajosa y sin color que se forma sobre y entre la dentadura. Esta placa es normal mientras no se acumule, la forma de eliminarla es con el cepillado adecuado y diario, así como con el uso del hilo dental.

Los factores que influyen para desarrollar esta enfermedad es llevar una mala alimentación, el tabaquismo, consumo de alcohol, falta de higiene bucal adecuada.

Cuando se deja acumular, la placa bacteriana se convierte en sarro y solo el dentista puede quitarla.

Lo más lamentable es que es una enfermedad que es prevenible, que podría disminuir su prevalencia, sin embargo, no ha ocurrido así, señala la Asociación Dental Mexicana en su página, donde indica que la mala higiene bucal continúa provocando problemas de salud pública en todos los grupos de edad.

“Aunque se han hecho grandes esfuerzos por abatir los índices de prevalencia e incidencia de las principales enfermedades de la boca, no se han logrado reducciones contundentes a las cifras de prevalencia de caries, enfermedades periodontales, maloclusiones, traumatismos dentales o cáncer bucal”, se indica.

Advierte que “es imperativo empoderar al paciente para que se responsabilice de sus factores de riesgo y evitar que enferme; también lo es formar recursos humanos odontológicos con una fuerte carga curricular en prevención y mantenimiento de los pacientes sanos. Por ahora, el estado de salud bucal y enfermedad de los mexicanos obliga a solicitar a las autoridades incrementar el catálogo de procedimientos bucales terapéuticos de segundo nivel, así como el número de especialistas que brinden tratamiento rehabilitador a los mexicanos que lo requieran”.

En México, recientemente se modificó la ley de la Ciudad de México, para hacer obligatorio el cepillado dental de los niños de todas las escuelas primarias de esa entidad; la Fundación de la Asociación Dental Mexicana indica que trabaja en otros estados para replicar las modificaciones a las leyes que permitan que se haga obligatorio el cepillado bucal en las escuelas de nivel primario, medio y medio superior en todo el país.

Recomendaciones

• Nos pueden sonar muy familiares, pues regularmente se aprenden durante la niñez y en la edad adulta, por algunos descuidos se hacen mal o se dejan de practicar como:

• Cepillarse los dientes después de cada comida, para esta buena práctica es necesario utilizar el cepillo adecuado y la pasta dental que permita una buena higiene.

• Uso de hilo dental, que es importante para eliminar residuos de comida entre las piezas dentales, sin embargo, existe poco conocimiento sobre cómo utilizarlo.

• Uso de enjuague bucal

• Reducir el consumo de azúcar y dulces, sobre todo los que son duros o pegajosos.

• Evitar bebidas azucaradas y procurar alimentos con vitaminas y minerales.

• Preferir el chicle sin azúcar.

• Visitar al dentista de forma regular.

Las Claves
SÍNTOMAS

Inflamación de las encías
Enrojecimiento de encías
Sangrado de encías
Dolor 

 FACTORES DE RIESGO 

Llevar una mala alimentación (alto consumo de alimentos y bebidas azucaradas)
Tabaquismo
Consumo de alcohol
Falta de higiene bucal (cepillado deficiente o nulo)
Padecer alguna enfermedad como diabetes

TRATAMIENTO 

Limpieza de sarro profunda con el dentista

Mañana, especial sobre úlceras y gastritis.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.