• Regístrate
Estás leyendo: “Es tiempo de cambiar las leyes que rigen el agua en el país”
Comparte esta noticia

“Es tiempo de cambiar las leyes que rigen el agua en el país”

El director general de Agua y Drenaje de Monterrey indicó que urge que cada entidad federativa gestione, dé seguimiento a los acuerdos y reglamentos y la Conagua sólo apruebe las necesidades de cada región.
Publicidad
Publicidad

Urge modificar las leyes que rigen el agua en el país, y que sea cada entidad federativa la que gestione, dé seguimiento a los acuerdos y reglamentos, y que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sólo apruebe las necesidades de cada región, afirmó Gerardo Garza González, director general de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

Esto lo señaló el directivo tras la inauguración del Foro Internacional del Agua Monterrey 2018 “Sostenibilidad-Gobernanza-Ciencia”, en la Sala Mayor de Rectoría del Tecnológico de Monterrey, y previo a su participación en el mismo, en el panel de discusión: Innovación en la Prestación de Servicios de Agua y Saneamiento en América Latina.

“Es tiempo de ir modificando las leyes, yo creo que tenemos que empezar a ver condiciones tropicales para que las políticas no sean nacionales sino regionales, según las condiciones que tienen las cuencas.

“La Conagua está haciendo esfuerzos en eso pero tenemos que acelerar, urge modificar los convenios, las leyes, los reglamentos, políticas, y adecuarlas a las sociedades del país…es tiempo de cambiar las leyes que rigen el agua en el país”, enfatizó.

De acuerdo a Garza González, sí existe voluntad de la Conagua, pero no se le da la continuidad que el tema requiere.

“Sí hay voluntad (por parte de la Conagua), desafortunadamente se pierde después la liga entre el gobierno federal y los gobiernos locales porque no tienen continuidad en el seguimiento de los acuerdos.

“Yo creo que los estados son los que tienen que gestionar, según sus condiciones, para que la Conagua simplemente apruebe lo que los estados requieren”, destacó.

Preciso mencionar que en el primer día de actividades de este foro que es promovido y financiado por Heineken México, Fundación FEMSA, Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, la Red del Agua para América Latina y el Caribe, y el Tecnológico de Monterrey, los temas coincidentes de los conferencistas de talla mundial, nacional y local fueron la regulación y la eficiencia.

Dentro de las participaciones de este día, que sumarán en total a 39 oradores presenciales y 7 en vía remota.

Se contó con la conferencia inaugural “Innovación en la Gobernanza de Grandes Sistemas Urbanos”, impartida por Matthias Finger de la Escuela Politécnica federal de Lausana, en Suiza, quien puso especial énfasis en la necesidad de la innovación tecnológica, la digitalización, el mercado, los servicios públicos, la gobernanza pública, privada y metropolitana, y en todos ellos, la eficiencia como base principal.

Posterior a ello se tuvo la primera sesión del foro: Retos de Gobernanza y Regulación del Agua en las Américas.

En este punto se tuvo la participación de Newsha Ajami, quien priorizó el hecho de cómo el cambio climático y la excesiva urbanización dieron origen a modificar los proyectos del agua en California, “tratamos de conquistar la naturaleza y eso trajo muchos problema”, mencionó.

Además de las aportaciones de Alfonso Rivera, sobre las aguas subterráneas en Canadá, y de Óscar Pintos, con los desafíos que presenta la regulación de los servicios de agua y saneamiento.

Asimismo, se llevó a cabo el panel de discusión “Innovación en la Prestación de Servicios de Agua y Saneamiento en América Latina”, con Carlos Israel Orduz, Gerardo Garza González, Jordi Bosch y Oscar Ibáñez Hernández como panelistas.

Fue en esta intervención en la que Garza González aseguró y retó a los presentes a lograr un organismo de agua como el que él dirige, al cual calificó de “el mejor de América Latina”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.