• Regístrate
Estás leyendo: Afrontan crisis con Comisión Ambiental desmantelada
Comparte esta noticia

Afrontan crisis con Comisión Ambiental desmantelada

Emergencia. El organismo no cuenta con recursos este año y desde febrero carece de coordinador ejecutivo; el gobierno federal tampoco incluyó fondos para el programa contra incendios forestales.
Publicidad
Publicidad

A pesar de la crisis ambiental que se vive en la Zona Metropolitana del Valle de México, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) opera a medias, sin coordinador ejecutivo desde febrero y en un proceso de desmantelamiento a seis años de su creación.

Ahora solo figura la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dejando de lado en la toma de decisiones al resto de los gobernadores de la región y quienes no se han presentado a las sesiones de los últimos días.

La Came se creó en octubre de 2013 como un órgano de coordinación para planear y ejecutar acciones en materia de protección al ambiente en el entonces Distrito Federal, así como en municipios del Estado de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala.

De acuerdo con el Convenio de Creación de la Came, publicado en el Diario Oficial de la Federación, debe operar con un Órgano de Gobierno, una Coordinación Ejecutiva y un Comité Científico Asesor. El primero debe estar integrado, además de la jefa de Gobierno y los cinco gobernadores, por la titular de la Semarnat, Josefa González Blanco, quien tampoco ha opinado durante estos días de crisis ambiental.

Así que la Came opera con suplentes y sin un coordinador ejecutivo, ya que desde el pasado 4 de febrero Martín Gutiérrez Lacayo dejó el cargo tras la solicitud de su renuncia.

Según el convenio de creación, la Came debe “definir los mecanismos para allegarse de los recursos y fondos necesarios para el financiamiento de las políticas, programas, proyectos, acciones y medidas que acuerde”, de ahí que no cuenta con recursos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

SIN PREVENCIÓN

El gobierno federal eliminó del Presupuesto de Egresos 2019 el Programa de Empleo Temporal (PET), a través del cual se etiquetaban los recursos para la prevención de incendios forestales.

En 2018, el PET tuvo 349 millones de pesos destinados al pago por jornal de 84 mil beneficiarios que trabajaron de manera temporal en nueve rubros prioritarios para las comunidades, como la prevención de incendios forestales, conservación de suelos, agua y vida silvestre, en los municipios susceptibles a sufrir incendios, huracanes, inundaciones y sequías.

De acuerdo con los lineamientos de operación del programa de la Semarnat, para el ejercicio fiscal 2018 los beneficiarios recibían 870 pesos por diez días de trabajo en la construcción o rehabilitación de brechas cortafuego, podas, acordonamiento y retiro de material combustible, además de la vigilancia en torre para notificar en caso de fuego.

Édgar Conzuelo, director general de la Protectora de Bosques del Estado de México, confirmó a MILENIO que la Comisión Nacional Forestal retiró este año las 40 brigadas de prevención de incendios que el pasado gobierno desplegaba cada temporada de marzo a junio, pero después logró el apoyo de diez grupos.

Sin embargo, Eduardo Cruz, gerente de Manejo de Fuego de la Conafor, negó que se hayan eliminado los recursos para la prevención de incendios.

Señaló que la Federación ha desplegado a 3 mil 800 brigadistas en el combate de 100 siniestros, de los 4 mil 425 incendios que han afectado 152 mil 952 hectáreas este año.

Y ADEMÁS

DEL MAZO PIDE EVITAR INCENDIOS

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, señaló que el pasado lunes se registraron 26 incendios y más de 48 el fin de semana. Pidió a la población evitar estos siniestros y restringir las actividades al aire libre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.