• Regístrate
Estás leyendo: Abandona Estado piso 34 de Torre Administrativa
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 14:03 Hoy

Abandona Estado piso 34 de Torre Administrativa

El último piso de la obra nunca fe concluido, por lo que actualmente se encuentra sin equipar,  no cuenta con revestimientos, plafones, suelo o azulejo.


Publicidad
Publicidad

A cinco años de que empezó la mudanza a la Torre Administrativa que costó más de mil millones de pesos, el piso número 34 luce abandonado, sólo emerge el cascarón vacío.

El último piso de la obra que inició y licitó la administración de José Natividad González Parás quedó en obra gris, el mismo lugar en donde se habrían proyectado las oficinas del entonces gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, pero que nunca se concretó o fueron utilizadas para ello.

TE RECOMENDAMOS: Niega Odebrecht participar en Torre Administrativa

Ahora en la actual administración de su sucesor, Jaime Rodríguez Calderón, tras dos años de su gobierno, ese nivel quedó a medias y nunca fue concluido.

El techo, las columnas y los pisos están prácticamente sin equipar, sin revestimientos, sin plafones y sin suelo o azulejo, según un recorrido realizado por MILENIO Monterrey a ese nivel 34.

A finales de 2012, Luis Gerardo Marroquín Salazar, entonces secretario de Obras Públicas del gobierno de Medina de la Cruz, presumió que el Gobierno había entregado los 36 pisos con equipamiento, contando los dos sótanos donde se ubican los estacionamientos.

Un año después, por lo menos 18 pisos no contaban con mobiliario y seguían vacíos en este edificio donde solamente estaba el “cascarón” que en realidad debió quedar listo desde el año 2009, por lo que fue “medio entregado” con tres años de retraso.

Sin embargo, ocho años después de la primera fecha que se fijó para terminar la obra de la Torre Plaza Cívica, el piso 34 simplemente quedó en el abandono.

Aunque el edificio costó más de mil millones de pesos en su construcción y se pagan millones de pesos en rentas para oficinas gubernamentales, el nivel 34 no ha sido desaprovechado.

Al llegar a ese piso por uno de los elevadores, puede ser visible que el mismo fue cubierto o tapado con una “barda” de madera y dos puertas, por lo que no puede verse al interior.

Sin embargo, al abrir la puerta, el inmueble está completamente vacío y sin concluir, pues es visible la obra gris.

Al llegar al lugar pueden apreciarse vidrios, maderas, botes y pedazos de yeso tirados en el piso, recargados en la pared o sobre una mesa.

Botes, tinas, trapeadores, papeles y material diverso amontonado reviste el escenario como si fuera una bodega improvisada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.