• Regístrate
Estás leyendo: Pese a déficit, policías de GDL escoltan a alcalde de Acatlán
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 13:08 Hoy

Pese a déficit, policías de GDL escoltan a alcalde de Acatlán

Los uniformados le cuidaban "las espaldas" al presidente municipal emanado del MC mientras se divertía con otras personas en la plaza principal.

Publicidad
Publicidad

Mientras dos policías de Guadalajara eran asesinados a balazos el viernes pasado en un asalto a un laboratorio de análisis clínicos, cuatro gendarmes tapatíos servían de escoltas al presidente municipal, pero de Acatlán de Juárez, Jalisco.

Los uniformados le cuidaban"las espaldas" al alcalde emanado del partido Movimiento Ciudadano, Gerardo Uvaldo Ochoa Gómez, mientras se divertía en compañía de otras personas, con las cuales bebía cerveza en plena plaza municipal durante las fiestas patronales.

Los policías vestían sus uniformes de Guadalajara y portaban sus armas de cargo tal como se muestra en las fotografías. Esta de una de las tantas tareas a las que comisionan a los policías pese a que algunas de ellas sean fuera de la jurisdicción tapatía.

Mientras esto sucedía la noche del viernes, en Guadalajara eran velados los cadáveres de los oficiales Cutberto Castillo Ruíz y Raúl Montalvo Agundis, asesinados a tiros en un asalto.

Mandos de la corporación confimaron el envío de cuatro agentes a Acatlán.

MILENIO JALISCO publicó el 3 de julio que la capital del estado tiene un déficit de policías. Juan Bosco Pacheco Medrano, director operativo de la Comisaría de Guadalajara reveló, que la corporación estaba integrada por 2 mil 583 efectivos, los cuales tenían la encomienda de velar por la seguridad de los habitantesde las 468 colonias que conforman la capital del estado; en promedio, cinco policías por turno patrullan cada colonia. La falta de seguridad ha propiciado que los asaltos y homicidios estén a la orden del día.

Niega Caro incapacidad

Por su parte el Comisario de Guadalajara, Salvador Caro, negó que el policía Cutberto Castillo Ruíz patrullara a pesar de contar con una discapacidad visual como lo denunció la ahora viuda.

El mando dijo que el Instituto Mexicano del Seguro Social nunca les notificó que el uniformado padeciera alguna enfermedad que le impidiera ejercer sus funciones. “Ninguno de los compañeros tenía un certificado de incapacidad parcial permanente, esto es totalmente verificable en el Instituto Mexicano del Seguro Social, un compañero tenía la recomendación de asistir a su médico familiar para que fuera valorado y entonces traer eventualmente el certificado”,mencionó.

Agregó Caro Cabrera que “nosotros no podemos determinar si una persona tiene una incapacidad parcial permanente por lo que nos diga, necesitamos un dictamen técnico bajo el principio de legalidad”.

El comisario dijo que cuando el IMSS les notifica que el oficial no puede patrullar por problemas de salud, de manera inmediata se le brindan todas las facilidades para que puedan seguir laborando, pero en funciones que no contravengan con las indicaciones médicas: “tenemos 227 compañeros con un dictamen médico y a todos ellos les garantizamos y respetamos sus derechos laborales”.

MILENIO JALISCO tuvo acceso a un listado oficial donde aparecen los nombres de los policías que presentan una incapacidad parcial permanente.

En la lista está Cutberto Castillo Ruíz, quien tenía jornada laboral de seis horas, estaba asignado al Centro de Comunicaciones y Observación (CECOE) como telefonista.

Presentan queja en Derechos Humanos

El Presidente de la Fundación Nacional de Niños Desaparecidos, Juan Manuel Estrada, promovió una queja en la Comisión Estatal de Derechos Humanos por los dos uniformados asesinados en un asalto.

La queja quedó registrada bajo el número 5562/2017. En el documento se cuestiona las órdenes que recibieron los dos oficiales de parte de sus superiores tras informar a cabina del asalto.

“En este caso en particular suma relevancia la actuación del CECOE o el 911 para saber cómo se bajó la llamada de emergencia y cómo se dieron las ordenes de Raúl Montalvo Agundis y/o Cutberto Castillo Ruíz, quien determinaron el riesgo, a quien notificó el comandante de la zona y qué acciones realizó la cadena de mando, lo anterior por la forma despreocupada con la que entraron al negocio los uniformados, situación que aprovecharon los delincuentes para acabar con sus vidas”, se lee en el documento.

En la queja se pide a la CEDHJ brindar garantías a los oficiales que siguen laborando a pesar de tener una incapacidad parcial permanente.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.