• Regístrate
Estás leyendo: "Ni sembré evidencia ni torturé a detenidos": Zerón
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 11:39 Hoy

"Ni sembré evidencia ni torturé a detenidos": Zerón

Tomás Zerón de Lucio dijo que no tiene temor de ser requerido en alguna diligencia ministerial porque su labor en el caso Iguala ha sido transparente.

1 / 6
Publicidad
Publicidad

"Ni sembré evidencias en el río San Juan ni torturé a detenidos" en la investigación sobre la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, afirmó el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), Tomás Zerón de Lucio, entrevistado por MILENIO después de una charla con Carlos Marín en El asalto a la razón.

Durante la conversación, con el director general editorial de MILENIO, el funcionario federal refrendó que su desempeño al frente de la indagatoria —antes de que el GIEI solicitara su salida de la investigación— fue legal y transparente, por lo que no tiene temor de ser requerido en alguna diligencia ministerial.

Defendió que acudió al basurero de Cocula y el río San Juan porque contó con el oficio del ministerio público, el cual giró al titular de la Policía Federal para la guardia y custodia del detenido Agustín García Reyes, El Chereje, quien mostró dónde tiró las bolsas de plástico con los presuntos restos de los estudiantes.

A continuación parte de la entrevista en El Asalto a la razón:

—Quedó hecha la revelación de que usted acudió al río San Juan, Cocula, en compañía de un detenido al que apodan El Chereje. Lo que entiendo es que quedó cuestionada su función por no haber cumplido con los procedimientos de ley que se sigue en estos casos. ¿Por qué estaba usted con un detenido en el río San Juan?

—Carlos, por tratarse de un tema que era el más importante que tenía el gobierno federal en ese momento, la desaparición de 43 personas, nosotros siempre estuvimos buscando a los estudiantes vivos, y fue muy importante y un caso de urgencia el que ese día me trasladara con este detenido al basurero, al río San Juan.

"Tenía la facultad, tenía un oficio en donde me estaban dando la guardia y custodia de este detenido y acudí con un carácter meramente de investigación.

—¿Un oficio de ley?

—Claro. Es un oficio del Ministerio Público que giró al titular de la Policía Federal para la guardia y custodia del detenido.

—¿Usted no es ministerio público?

—No.

—Pero el GIEI lo que señala es que no hay una constancia de ley para que usted hiciera esa inspección o como se llame, que no diligencia ministerial, el día anterior a la diligencia de ley.

—Carlos, por tratarse de un asunto de suma relevancia no solamente hicimos estas inspecciones policiales, realice inspecciones en iglesias, en cuevas, en barrancos, en basureros, y en ninguna de ellas tampoco iba acompañado con un ministerio público, era la facultad que tenía la policía de realizar estas diligencias.

—Tanto el grupo argentino de forenses como el GIEI, por lo que han comentado, han dado a pensar incluso en una siembra de pruebas. ¿Sembró usted pruebas o no?

— Es muy clara mi presencia en el basurero, es muy rápida también mi presencia y en algunos de los fragmentos yo digo: “Yo ayudo más estando fuera que estando en el lugar”. Acudo con el presunto que había declarado ya, y él lo que refiere es que en ese lugar fueron tiradas abiertas unas bolsas y dos que él había tirado, que no rompió y las había depositado en ese lugar.

—¿Para declarar eso fue torturado?, porque también se habla de torturas.

—Ustedes lo ven, lo ven caminando, como cuando vamos de regreso al helicóptero viene sin esposas, viene caminando de la manera más normal, no se le ve ninguna lesión física que pudiera ser notoria. No hay nada, está certificado.

—¿Usted no tiene duda de que los muchachos fueron entregados a esa banda criminal, asesina, quemados sus cuerpos en el basurero de Cocula y sus restos esparcidos en ocho bolsas en el río San Juan?

—Se habla de ocho bolsas porque es lo que refiere el detenido, y me baso en las declaraciones de lo que ellos hicieron. No tengo duda de que en ese lugar fue quemado un número importante de personas.

—Si no todos, algunos.

— Un número importante. Hasta hoy, a través de los servicios periciales de la Agencia de Investigación Criminal, podemos identificar por hueso único a 17 y por parte dental a 18; entonces, son la gente que tenemos identificada ahí. En el río identificamos a tres personas más por hueso único.

:CLAVES

“IRREGULARIDADES”

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de familia de los 43 desaparecidos, señaló que hay por lo menos tres diligencias no registradas en el expediente del caso Iguala por parte de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), a cargo de Tomás Zerón de Lucio, las cuales constituyen probables irregularidades.

El defensor añadió que lo documentado en video en el río San Juan es solo una de varias diligencias irregulares realizadas por parte de la AIC.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.