• Regístrate
Estás leyendo: Espera sentencia de su hermano desde hace 11 meses
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 03:22 Hoy

Espera sentencia de su hermano desde hace 11 meses

María visita tres veces por semana a su hermano, quién es acusado por homicidio
Publicidad
Publicidad

María Martínez lleva 11 meses visitando tres veces por semana a su hermano Alejandro que está recluido en el Cereso de León, quién está acusado por homicidio doloso y hasta el momento no tiene una sentencia que compruebe su culpabilidad.

Mencionó que martes, jueves y sábado son los días que visita a su hermano, aunque para ella es difícil verlo en el interior de una prisión, ya que confía en su inocencia. Aseguró que la falta de un acuerdo entre las partes es lo que impide que su hermano tenga una sentencia, pues para obtener un convenio les solicitan una cantidad de dinero fuera de su alcance.

“Yo vengo a visitarlo pero él todavía no tiene sentencia y tiene aquí 11 meses, lo que pasa es que no sale de acuerdo con las personas contrarias y no llegan a un acuerdo, las otras personas piden mucho dinero, a él lo acusan por homicidio, no sé cuánto piden pero no hay acuerdo, en abogados no he gastado porque esta apoyándonos el abogado de oficio y nos dijeron que ya como en un mes podrían darle sentencia, así que estaría más o menos un año así”.

“Siento muy triste porque es muy feo que estén aquí porque a pesar de que uno viene y los visita, ellos se quedan aquí al final y más tristeza porque no tiene una sentencia y así menos me dejan visitarlo, solo el martes y jueves nos dejan venir y los sábados porque es familiar”, expuso.

Comentó que le lleva más de una hora el ingreso al Cereso, ya que tiene que aprobar un estricto régimen de seguridad, que va desde portar calzado sin orificios y hasta el tipo de comida que le lleva a su hermano, quien tendrá que seguir esperando para obtener una sentencia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.