• Regístrate
Estás leyendo: Duarte dejó de sonreír... y se volvió innombrable
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 00:27 Hoy

Duarte dejó de sonreír... y se volvió innombrable

La PGR no consiguió que fuera internado en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial en Ayala, Morelos; permanecerá en prisión preventiva en el Reclusorio Preventivo Norte.

Publicidad
Publicidad

La Procuraduría General de la República (PGR) no consiguió que Javier Duarte fuera internado en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), en el municipio de Ayala, Morelos, por lo que el ex gobernador de Veracruz permanecerá en prisión preventiva en el Reclusorio Preventivo Norte en la Ciudad de México, donde el próximo sábado se determinará si es vinculado a proceso.

Luego de nueve meses, seis de los cuales los pasó prófugo de la justicia y tres más enfrentando un proceso de extradición, Duarte llegó procedente de Guatemala para afrontar las acusaciones que presentó en su contra la PGR y la Fiscalía General del estado que gobernó.

Sin la sonrisa y buen humor que lo caracterizó en las audiencias en tribunales de Guatemala, el semblante de Duarte fue otro a su arribo a nuestro país.

En su primera audiencia, el ex gobernador solicitó al juez de control la reserva de sus datos personales, por lo que su caso solo podrá conocerse a través del número de la causa penal 97/2016.

El ex mandatario local cambió su look y se cortó la barba, porque quería llegar con la "cara limpia" para demostrar su inocencia, dijo su abogado Carlos Velázquez, antes de que su cliente partiera del vecino país del sur.

En el Centro de Justicia Penal del Reclusorio Norte el juez de control Gerardo Moreno García, quien el 14 de octubre de 2016 ordenó la aprehensión del ex gobernador por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 439 millones de pesos, no cedió a las peticiones de la PGR.

A las cinco de la tarde con tres minutos dio comienzo la diligencia; Marco Antonio del Toro, abogado de Duarte, pidió una hora de receso para "analizar" el expediente, con el argumento de que la PGR apenas le había entregado el documento en cajas. A las seis de la tarde con diez minutos se reanudó la audiencia, la cual concluyó casi a las diez y media de la noche.

Moreno resolvió que Duarte permanezca en el penal capitalino hasta el próximo sábado cuando a las diez de la mañana se lleve a cabo la audiencia de vinculación a proceso; también aceptó que se cite a declarar a Alfonso Ortega López, quien fue abogado del ex mandatario y que es señalado como prestanombres; la declaración del litigante fue la base para acusar al veracruzano. El juzgador rechazó que las audiencias se realicen a través de videoconferencia.

El traslado

A las cuatro de la mañana con 30 minutos, Duarte abandonó la prisión militar de Matamoros y fue llevado al hangar de la Fuerza Aérea de Guatemala; el ex gobernador permaneció detenido más de 90 días, desde el pasado 15 de abril, cuando fue localizado en un hotel en el municipio de Panajachel, Departamento de Sololá.

Pasadas las nueve de la mañana, Guatemala realizó la entrega formal de la custodia del veracruzano a la PGR.

A las diez de la mañana, Duarte abordó el avión tipo Cessna 560, matrícula XC-LNN de la PGR que lo trasladó durante dos horas —mil 300 kilómetros— hasta el hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, flanqueado por tres elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Afuera del hangar, Pablo Campuzano Morán, otro de los abogados de Duarte, declaró que su cliente estaba tranquilo. Mientras tanto, Duarte era sometido a exámenes médicos para verificar su estado físico y de salud.

Cinco minutos antes de las dos de la tarde, diez motociclistas de la Secretaría de Seguridad Pública de CdMx abrieron paso al convoy que trasladó a Duarte 15 kilómetros hasta el Reclusorio Norte; Duarte viajaba en una camioneta blanca, era la tercera de un total de 11 blindadas que lo custodiaban, incluido un vehículo artillado.

El jefe del Gobierno de CdMx, Miguel Ángel Mancera, dijo que hubiera preferido que el ex gobernador fuera internado en un penal federal y no en el Reclusorio Preventivo Norte.

Claves

Bancadas

• Las fracciones de PAN y PRD en la Cámara de Diputados demandaron al gobierno federal aplicar todo el peso de la ley a Javier Duarte e impedir que el ex mandatario de Veracruz quede impune de los delitos que le imputa la PGR.

• Por separado, el vicecoordinador perredista, Jesús Zambrano, emplazó al gobierno a mostrar una determinación firme y decidida de aplicar todo el peso de la ley a quienes han incurrieron en "evidentes actos de corrupción".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.