• Regístrate
Estás leyendo: "Cazan" abuelitos que recibieron televisores
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 03:21 Hoy

"Cazan" abuelitos que recibieron televisores

Residentes de una colonia en Altamira, aseguran que estos efectos delictivos se debe a la falta de vigilancia, toda vez que solo un par de veces se puede apreciar de la presencia policial. 

Publicidad
Publicidad

Han sido robadas por lo menos 14 pantallas a abuelitos que recibieron beneficios del programa "Vamos México", luego del apagón analógico apenas el año pasado. Afirman afectados que una de las cuestiones principales se debe a la falta de vigilancia en los sectores.

Uno de los casos es la colonia Unidos Avanzamos, donde los ladrones han atracado a aquellos adultos mayores que fueron apoyados por el programa federal.

Y es que aseguran residentes que los robos ya hasta se cometen a plena luz del día y sin temor que ser atrapados por los elementos policiacos.

TE RECOMENDAMOS: La catástrofe del 'apagón' analógico

La líder de la colonia, Raquel Loredo, explicó que los amantes de los ajeno ingresaron a las viviendas de las personas de la tercera edad y se llevaron los equipos, que les habían sido entregados, tras el cambio de las televisiones análogas, al convertirse a digital.

“Fueron 14 abuelitos a los que les robaron sus pantallas, entraron por las puras televisiones y se las llevaron, aquí los robos de casas pues están a la orden del día, y así pasó, se llevaron las pantallas y ellos se quedaron sin televisión”.

Y es que el nivel socioeconómico de los afectados es tan bajo que difícilmente podrán adquirir otra pantalla, dijo la lideresa, aunado a que tampoco el gobierno repondrá esos aparatos.

La señora Raquel Loredo indicó que es muy difícil que las patrullas entren al fraccionamiento, pues en un año apenas han acudido un par de veces para intervenir en alguna riña o robo domiciliario.

ELGH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.