• Regístrate
Estás leyendo: Pésima terna para la SCJN
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 07:39 Hoy

Columna de Víctor Manuel Sánchez Valdés

Pésima terna para la SCJN

Víctor Manuel Sánchez Valdés

Publicidad
Publicidad

Para nadie es un secreto que siempre existe cercanía entre los integrantes de la terna nominada a ocupar una vacante en la Suprema Corte de Justicia y el Presidente de la República. Pero incluso entre mandatarios, hay quien simula mejor, por ejemplo, algunos han optado por académicos destacados o por hombres y mujeres de amplia trayectoria en el poder judicial, es decir, personas con credenciales suficientes, a pesar de su amistad con el ejecutivo. 

 
La terna presentada por Andrés Manuel López Obrador, para sustituir a la Ministra Margarita Luna Ramos, es preocupantemente parcial y envía un pésimo mensaje para la sana división de poderes, porque está compuesta por dos claras ex militantes de MORENA y la esposa del contratista favorito de AMLO, lo cual por si sólo, constituye un franco conflicto de interés. 

 
Muchos podrán argumentar que Obrador está haciendo lo mismo que sus antecesores y tendrán razón, sin embargo, el actual Presidente prometió comportarse diferente, como un estadista, pero en la práctica está cometiendo los mismos excesos que en el pasado, además, como ya se mencionó, incluso los mandatarios anteriores, quizá salvo Peña Nieto, fueron más cuidadosos y simularon mejor en este proceso de selección. 

 
Es evidente que, con mayoría en el Senado, será designada la opción preferida por el Presidente. Poco se puede hacer por evitarlo y casi nada para que se renueve la terna. Sin embargo, es importante que levantemos la voz, ante estos hechos; el país se merece que personas preparadas integren la SCJN, no está de más mencionar que, esta terna es quizá la menos sólida de la historia moderna. 


De igual manera, requerimos repensar el proceso de elección de los ministros, donde podrían participar los tres poderes. Por ejemplo, el judicial podría proponer 20 perfiles al presidente, 10 hombres y 10 mujeres; el Presidente a su vez elegiría una terna entre esos 20 y el Senado seleccionaría a la persona que ocupe la vacante. Así creo, se garantizaría más independencia y experiencia de la persona elegida. 



@victorsanval

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.