• Regístrate
Estás leyendo: Un presidente tibio
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 11:41 Hoy

Línea independiente

Un presidente tibio

Vicente Esqueda Méndez

Publicidad
Publicidad


“Todo poder es deber”
Víctor Hugo

Nadie puede negar la larga trayectoria en el servicio público y sobre todo la experiencia como legislador de Porfirio Muñoz Ledo, y sin embargo, es precisamente por eso, que llama tanto la atención, que haya dejado de cumplir con sus obligaciones como actual Presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

De acuerdo con los artículos 61 y 68 de la Constitución Federal, el presidente de la Cámara, tiene la obligación de velar por el respeto al fuero constitucional de los diputados y por la inviolabilidad del recinto donde sesionan, y se señala que tampoco podrán suspender sus sesiones por más de 3 días. A través de los medios de comunicación, hemos tenido conocimiento de que se ha impedido el libre acceso a la Cámara de Diputados, por lo que se han suspendido varias sesiones, y se ha privado ilegalmente de su libertad, a personas a las que no se les permitió su salida, derivado de las acciones implementadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Sabemos que las negociaciones entre SEP, diputados de Morena e integrantes del CNTE, se siguen realizando, tratando de encontrar acuerdos, y que no se discutirá el dictamen aprobado en comisiones, sobre las reformas constitucionales en materia educativa, hasta que no concluyan esas reuniones, las cuales por cierto, no sabremos a quién habrán de beneficiar al final.

A pesar de haber sido aliados del partido Morena en el pasado proceso electoral, y tener diputados federales, pertenecientes a dicho sindicato de maestros, sus acciones se han radicalizado, impidiendo el trabajo legislativo, todo ello con el pleno consentimiento o tibieza del Presidente Porfirio. La ley orgánica del Congreso General y el reglamento de la Cámara de Diputados, facultan al Presidente de la Cámara, para pedir el auxilio de la fuerza pública para que el trabajo ordinario legislativo continúe y sin embargo ha omitido ejercer esa atribución.

Ante ese escenario de contubernio de Porfirio Muñoz Ledo; el PAN, por conducto de su coordinador de diputados, Juan Carlos Romero Hicks, presentó demanda de amparo ante el Poder Judicial Federal, el cual concedió una “Suspensión Provisional”, la cual consiste en una orden legal, al Presidente de la mesa directiva, para que dicte todas las medidas necesarias, para que la Cámara de Diputados pueda sesionar.

Resulta extraño, que Porfirio Muñoz Ledo, comprometa su trayectoria, por acuerdos ajenos a su responsabilidad como presidente, y que tenga que venir una orden de otro Poder, a indicarle cómo debe hacer su trabajo; era su obligación, seguro lo sabía y no lo hizo, el tiempo le juzgará.

*Abogado y Maestro en Derecho Constitucional y Amparo. Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa 2010-2017

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.