• Regístrate
Estás leyendo: El sindicalismo que viene
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 20:44 Hoy

Línea independiente

El sindicalismo que viene

Vicente Esqueda Méndez

Publicidad
Publicidad

“En el control obrero juegan un papel esencial los sindicatos”
Felipe González

Con este gobierno federal, México está viviendo una prueba de fuego en materia económica y muy concretamente en su relación con los sindicatos. El respeto a los derechos de los trabajadores, nunca estará a discusión; pero como dice el dicho, la forma es fondo, y en este tema, hay que estar atentos a las formas que se vienen.

A la par de esa meta, de que los trabajadores vivan cada vez mejor, existió un trabajo de control, y de usufructo con fines político-electorales, siendo en muchos casos, los líderes quienes resultaron beneficiados en múltiples sentidos, teniendo como obligación primordial, garantizar el triunfo de determinado partido político o candidatos.

El 1 de enero de este año, hubo un aumento al salario mínimo general del 16% y de un 100% en la zona fronteriza con Estados Unidos, pero si dicho incremento, no va acompañado de otras medidas que incentiven la producción, el sector empresarial podrá verse seriamente afectado, con el consecuente cierre de negocios.

A pesar de ese incremento, a inicios de enero en Matamoros, Tamaulipas, 45 maquiladoras estallaron en huelga, solicitando un incremento salarial del 20% y un bono económico, asesorando a los sindicatos involucrados, abogados vinculados con el partido Morena y con el papá de Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social del Gobierno Federal.

En Matamoros, en el mes de febrero de 2019, hay al menos 2 mil obreros despedidos, tres empresas dieron a conocer que dejarían el país y una maquiladora importante con aproximadamente 800 empleados anunció su cierre.

Pero lo que resulta preocupante, es la situación con la que arrancamos este 2019, pues existen 15 huelgas federales activas, por lo menos 384 emplazamientos a huelga y 37 conflictos vinculados a sindicatos sin emplazamiento, sin considerar los conflictos estatales.

Desde antes de que iniciara este Gobierno Federal, las señales en materia sindical fueron claras, se dio respaldo irrestricto a Napoleón Gómez Urrutia, un líder sindical que se encontraba en Canadá, evadiendo la acción de la justicia, al postularlo como candidato al Senado, y también se realizó un pacto electoral con la ex líder del sindicato de maestros, Elba Esther Gordillo.

Los conflictos sindicales que se viven en el país, también preocupan a empresas nacionales e internacionales, algunas de ellas ubicadas en Guanajuato, ya que se han repartido panfletos a trabajadores prometiéndoles que a través de la huelga van a lograr 20% de aumento salarial y bono anual.

Es importante que el sector empresarial y la clase trabajadora, tomen conciencia del valor de cuidar las fuentes de empleo; por que actualmente parece claro, que se busca con líderes sindicales afines al Partido en el gobierno, usar a los trabajadores para ejercer un control sobre ellos con fines electorales, en contra del desarrollo económico del País, teniendo como consecuencia que todos pierdan trabajadores y empresarios.

*Abogado y Maestro en Derecho Constitucional y Amparo. Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa 2010-2017

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.