• Regístrate
Estás leyendo: La salud y las condiciones socioambientales en Monterrey
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 17:48 Hoy

Sociedad Sustentable

La salud y las condiciones socioambientales en Monterrey

Varios autores

Publicidad
Publicidad

En 2018, la Organización Mundial de la Salud informó que nueve de cada 10 personas respiramos aire con un alto nivel de contaminantes; además siete millones mueren cada año por el aire contaminado. La principal consecuencia de la contaminación del aire es la muerte por la alta prevalencia en la población de enfermedades no transmisibles, como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, neumopatías obstructivas crónicas y cáncer de pulmón.

En 2016 se diseñó la Estrategia para la Calidad del Aire en Nuevo León, que establece la participación de los sectores público, privado y de la sociedad civil para regular y monitorear las buenas prácticas a favor del medio ambiente y para reducir las emisiones a la atmósfera. Cabe destacar que se menciona como tarea la promoción de las prácticas de movilidad sustentable, lo que implicaría el uso de la bicicleta, del automóvil compartido y del sistema de transporte público eléctrico. Esto se dificulta para Monterrey y su zona metropolitana, porque la mancha urbana se expandió pensando en una ciudad funcional para el uso de vehículos.

Según el INEGI, el parque vehicular registrado para 2017 en Nuevo León está por arriba de los 2.1 millones de coches, de los cuales los de uso particular se ubican en 1.5 millones, en su mayoría establecidos en Monterrey y su área metropolitana. Esto, aunado a la contaminación producida por las pedreras y la industria en general, explica los valores Imeca registrados en los primeros dos meses de 2019, que han superado las 100 y 150 unidades, significando una mala o muy mala calidad del aire.

Por lo tanto, son necesarias las intervenciones de distintos sectores: salud, vivienda, desarrollo urbano, energía, movilidad y transporte, cambio climático, recursos naturales y el sector productivo. Para que se genere una mayor conciencia en materia socioambiental, se requiere pensar en los árboles como parte esencial de la infraestructura en salud pública, lo que se traduciría a futuro en acciones en pro de la sustentabilidad social regiomontana.

JOSÉ MANUEL RANGEL ESQUIVEL sociedad.sustentable.iinso@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.