• Regístrate
Estás leyendo: Otra vez nos inundamos
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 10:04 Hoy

Corredor Fronterizo

Otra vez nos inundamos

Varios autores

Publicidad
Publicidad

La humanidad está sintiendo los efectos del cambio climático, en algunas regiones se observan temperaturas más elevadas y fríos más intensos; en otras, tormentas devastadoras y sequías más prolongadas. Estos cambios están provocando destrucción y muerte, así como escasez de alimentos y recursos hídricos.

En Piedras Negras llueve poco y la precipitación media anual según INEGI es de 549.9 milímetros. Su topografía en su mayor parte es plana con algunos lomeríos y por ella atraviesan tres arroyos y un río. Debido a la poca precipitación, las inundaciones no habían sido un problema salvo en contadas ocasiones.

Sin embargo, en los últimos años las precipitaciones se han presentado con mayor frecuencia e intensidad. Por ejemplo, en junio de 2013 nos azotaron dos tormentas en 24 horas, una por la mañana y otra por la noche con una precipitación acumulada de 495 milímetros, causando daños a 60 colonias, comercios, escuelas y hospitales, más de 40 mil damnificados y una persona muerta, además de daños a vialidades, redes de agua potable y drenaje (http://www.vanguardia.com.mx/aunanodelainundacionypiedrasnegrassigueenpie-2084731.html).

En mayo del presente año, una fuerte lluvia volvió a causar caos e inundación en la ciudad. Este fue el preámbulo para que en los primeros días de octubre una tormenta de mayor intensidad volviera a golpearnos. Sentíamos que el cielo dejaba caer toda su furia sobre la ciudad, en cuestión de minutos vimos como el agua se acumulaba en las calles por encima de las banquetas.

Desde los lugares altos bajaba una gran cantidad de agua por los arroyos que atraviesan la ciudad y con el paso de los minutos incrementaban su caudal y fuerza buscando salida hacia el río Bravo. En pocas horas llovieron más de 230 milímetros (según varias fuentes) ocasionando inundaciones, pérdida de bienes materiales y la muerte de una persona.

Como siempre la población más afectada es aquella que habita en construcciones precarias y zonas inundables como las colonias El Edén, Lázaro Cárdenas, El Pocito, entre otras, y varios fraccionamientos que están en la misma situación, entre ellos el Acoros, Argentinas, Infonavit Río Grande, etcétera.

Las autoridades han tratado de resolver o disminuir los efectos en los diferentes sectores susceptibles de inundación, a través de la limpia de arroyos e incremento de su caudal, así como ampliación de pasos a desnivel. Sin embargo, no han dado los resultados esperados y los reclamos de los habitantes no se han hecho esperar.

Por ejemplo, habitantes reubicados en la colonia Hacienda la Luna señalan que nunca les informaron que sus viviendas estaban situadas en zona de riesgo y ya son varias veces que se inundan (http://periodicolavoz.com.mx/desinteres-ahoga-a-nigropetenses). Por su parte Rosario Martínez del fraccionamiento Acoros indica "aquí es como una laguna y las casas están estorbando, el agua arrasó con todo" (http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/se-inundan-en-colonia-de-reciente-construccion-1431493842).

Es importante tener en cuenta que con el cambio climático, las tormentas serán cada vez más frecuentes e intensas y el impacto que causen será más severo en los asentamientos localizados en zonas de riesgo. Por lo que es de suma importancia empezar a tomar medidas de prevención.

Para ello, los habitantes debemos evitar tirar basura en los arroyos y vialidades, contar con un plan familiar y atender las recomendaciones de protección civil, entre otras acciones. Mientras que las autoridades deben mantener limpios los arroyos, realizar obras hidráulicas para lluvias de mayor intensidad, eficientes medidas de protección civil, sistemas de alerta temprana y exigir que los nuevos fraccionamientos cuenten con drenaje pluvial.


Juan Parra
Profesor-investigador de El Colegio de la Frontera Norte

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.