• Regístrate
Estás leyendo: El Movimiento y el Partido
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 10:00 Hoy

...Para leer política

El Movimiento y el Partido

Tomás Cano Montúfar

Publicidad
Publicidad

Quienes estudian las ciencias políticas tienen muy clara la diferencia entre un partido político y un movimiento político a pesar de la simbiosis que puedan mostrar o de su status jurídico. La analogía más ilustrativa podría ser la idea preconcebida entre el noviazgo y el matrimonio. El movimiento político, como un noviazgo, es efusivo, carismático y solo ve el amor sin consecuencias, mientras que un partido político, como el matrimonio, siente la responsabilidad. Es altamente probable que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) evolucione hacia el Partido que aún no lo es. Cuando se escucha que Morena es una transfiguración de la parte perniciosa del PRI, el acierto de esa observación está en su origen como partidos: ambos (cuando Morena sea partido) nacen a partir del poder y no para buscar el poder. Llegan al poder a consecuencia de movimientos ( El PRI se dice heredero de la Revolución de 1910) y se encuentran muy pronto con la urgencia de administrarlo. Bajo umbrales muy distintos, Plutarco Elías Calles y López Obrador tienen la misma premisa porque los movimientos políticos muy pronto generan desencanto o no se cumplen las expectativas que cada quien entendió a su manera e interés. El Partido establece principios y da cause a las acciones de su fuerza. Un partido político tiene como esencia la organización, es decir, tareas, objetivos y disciplina. Fue la disciplina la sangre del PRI y quizá la clave de su supervivencia por décadas, pero también ha sido su cadena muy por encima de sus ideales y razones. El mar de contradicciones que observamos hoy en México por el arrastre del movimiento es lógico y natural pero muy pronto debiera estar marcado el rumbo a riesgo de que la corriente tome orientaciones insospechadas o simplemente se desvanezca. Todo un reto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.