• Regístrate
Estás leyendo: Misterio misterioso de la playera con habilidades
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 15:52 Hoy

Trazos del noveno arte

Misterio misterioso de la playera con habilidades

Teodoro Santos

Publicidad
Publicidad

Hace unos días me vi inevitablemente en medio de una conversación para conformar un equipo, de esos importantes, esos que pueden decidir el destino de todo el universo; no, no era una reunión y solicitud de miembros de la Liga de la Justicia, era para formar un equipo de futbol en la oficina, al faltar jugadores claramente quieren que todos participen, pero no todos gustosos lo hacen.

“El debería ir, a veces usa playeras de equipos de futbol, debe de saber jugar sino es puro cuento”, expresó un compañero, o al menos eso quiso decir, a lo que mi mente generó una respuesta que no tarde en expresar, “eso no dice nada, yo uso playeras de Batman y no me ves combatiendo el crimen, ¿o si?”, las risas no tardaron en brotar, pero la duda permaneció, ¿cuándo firmamos un contrato social que al momento de usar una playera debemos ser como la figura de nuestra playera?

La gente al vernos utilizar una prenda de algún equipo de cualquier deporte deduce que ha encontrado un fanáticos del equipo o en su defecto del deporte, pero ¿de verdad esta acción debe reflejar que somos expertos en el tema?, o es sólo una idea imaginaria que se debe olvidar justamente para no salir decepcionados o hasta ofendidos.

Hasta hace unos años, lo mismo que sucedió en la oficina al formar un equipo de futbol era una discusión común en la tribu de los fanáticos de cómics, al ver a una persona caminando en la calle con una playera de Superman reflejaba conocimiento del tema, algo así como ver a un doctor con bata y estetoscopio caminando en la calle, podían ser identificados ante los ojos de alguien que sabe acerca de un tema o es un experto al que conviene preguntar, pero eso ha cambiado, hoy día las prendas de superhéroes abundan y por ello cualquier persona puede usar una playera del Hombre Murciélago sin siquiera saber algo de su historia, o en pesar en combatir el crimen como lo hace en las películas, series o historietas; sería ridículo.

Imagine por un segundo que el simple hecho de usar una playera de algún superhéroe instantáneamente fuera un reflejo de que combatirá el crimen o que por ello posee algún poder especial que le permitirá salvar el mundo o la vida de una persona, definitivamente si viera caminando a una persona con playera de Batman lo pensaría dos veces en cruzarme en su camino con mi playera del Guasón, quisiera evitar una golpiza.

Simplemente debemos aceptar un simple hecho, la ropa es ropa, una gran revelación, tan cierto como cuando Hércules usaba su túnica solo para cubrir su desnudez, es decir no hay nada especial en ella; es un reflejo de un gusto, de una afición o simplemente una consecuencia de la visita a una tienda y un “que bonito se ve eso, lo comparé” y un inevitable , “no sabía que te gustaba…. (agregue cualquier tema aquí)” y una inminente respuesta, “ ni sabía que era de… sólo lo compré porque me gustó”.

Voluble, una característica fundamental en el ser humano, y una muy necesaria para sobrevivir en sociedad, el ser humano cambia, se adapta, y no cómo decía Darwin, sino de una manera social como decía Durkheim, además las famosas modas siempre alteran el curso de la vestimenta de las personas, es difícil que se mantenga un estilo propio, a la sociedad le gusta malear al ser humano, y en la sociedad ha crecido el mundo de los superhéroes y súpervillanos.

Muestra de ello son los trailers o avances que se mostraron en las redes sociales después de la pasada Comic Con, la emoción de las masas incrementa y los “supuestos expertos” surgen de todos los rincones, como sombras poseídas por una sola idea, “se ve bien chido”.

Pero realmente qué se debe hacer al ver una persona con una playera que refleja una afición en nosotros como el deporte o los cómics, la respuesta es: nada. Siempre se debe considerar que hay diversos tipos de fanatismo, como en los videojuegos existen los hardcore gamers y los casual gamers, la diferencia radica en que el primero es un tipo de fanático que busca conocer hasta el más mínimo detalle de un juego, mientras que el otro simplemente disfruta el juego pos sí mismo, y ninguno de ellos es mejor que el otro, simplemente es cuestión de perspectiva.

Algo de tolerancia es bueno para el fanatismo en todos los sectores pero si de verdad en una molestia en que alguien use una prenda deportiva o de cómics y se cree fanático hardcore al dejar en evidencia a alguien que no tiene tanto conocimiento del tema solo podría ser un reflejo de inseguridad de sus propios conocimientos del tema, bienvenido a los misterios misteriosos de los misterios extraños, porque al final todos somos un reflejo de alguien más y es más fácil ver nuestras debilidades y errores en otros que en nuestra persona.

teodoro.santos@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.