• Regístrate
Estás leyendo: La nueva jugada de Netflix
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 07:50 Hoy

Estado fallido

La nueva jugada de Netflix

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Netflix está en negociaciones para comprar uno de los cines más emblemáticos de Los Ángeles, reporta Deadline, y con esto entramos a la siguiente etapa de una saga de entretenimiento y negocios que debería ser una película en sí.

En este caso en particular nos referimos al Egyptian Theatre que actualmente pertenece a la compañía American Cinematheque, pero algo está más que claro: se logre esta venta o no, ya vimos para dónde va la siguiente jugada del gigante de streaming respecto a su cruzada por tener la misma presencia y beneficios que los grandes estudios en la mayoría de los festivales y premiaciones de cine en el mundo.

Para no hacer un largo recuento, solo vale la pena destacar cómo es que Roma vino a moverle el tapete a las compañías que son dueñas de cines, no solo en México, sino en todo el mundo. Todos quieren proteger esa ventana de tres meses, que hasta ahora es practica común en el negocio, entre el estreno de una película en cines y cualquier otro modo de exhibición. Por eso solo salas de arte mostraron la cinta de Alfonso Cuarón y por eso Steven Spielberg, del lado de las pantallas grandes, está cabildeando a lo grande para que nunca más se considere una película hecha para el streaming en premios como el Oscar. Para él, eso es televisión.

¿Y si Netflix le entra también al negocio de las exhibidoras? Por ahora hablamos de un gran cine, pero sabemos que hubo y habrá otros intentos de pensar más a lo grande. Y con eso, con tener su enorme cine comercial, por ahora ya podría cubrir la cuota o la regla del tiempo de estreno en una pantalla de ese tipo para ser contendiente al Oscar.

¿Qué pasaría si en un futuro cercano Netflix produce, hace streaming y también proyecta contenidos? ¿Qué sería de los cines si todo esto viene en una sola suscripción? Es verdad, los precios han subido, pero ni remotamente lo suficiente para lo que se está invirtiendo, así que los planes a futuro de la compañía, que este año se topará al fin con la competencia de Disney y Apple en terrenos similares, podría moverse de regreso a la pantalla grande. Como segunda pantalla. Es una locura, pero interesante para analizar y al menos una buena noticia para los que queremos lo mejor de los dos mundos.

Mientras tanto, si compran este legendario y viejo cine de Hollywood, las premieres de la compañía serán particularmente producidas para llamar toda la atención del mundo, pero a la vez ocurriría otra cosa: Netflix entraría al terreno de la preservación del arte, no solo al del consumo instantáneo y efímero.

Este cine vale decenas de millones de dólares y se destaca por no dejar morir el catálogo de los grandes clásicos del pasado. Se reporta que ese aspecto del espacio no desaparecería si es vendido, que es una de las condiciones para que así sea. Y así seguimos viendo como se desenvuelve esta fascinante saga donde al final del día, el mejor contenido debe ganar… pero tener diversas formas de gozarlo no sobra en absoluto.

susana.moscatel@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.