• Regístrate
Estás leyendo: El último respiro de la estupidez
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 20:22 Hoy

Estado fallido

El último respiro de la estupidez

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

La cinta El día de la independencia 2 no les regalará nada nuevo en términos de trama, actuación, ideas, y ni siquiera efectos especiales. Seamos honestos, ya hemos visto todo. ¿De cuántas maneras puede Roland Emmerich destruir el mundo?

¿Pero saben qué es extraordinariamente efectivo de estas citas? Que nunca nos fallan en los clichés. Y cuando queremos ir a reír por ello, entonces se convierten en un ritual que ocurre cada cierta cantidad de tiempo y que hasta sirve de aspirina o distractor de los verdaderos dolores que nos atacan como sociedad.

Nuestros terrores estos días no tienen que ver con alienígenas (a menos que usted sea seguidor de Trump aterrado por los illegal aliens), tienen que ver con la corrupción, el crimen organizado, los terroristas y los locos que, igual que estos extraterrestres, nos quieren matar solo porque vienen de otro mundo y el nuestro no les gusta.

Así que bien, un lindo escape de la realidad 20 años después puede funcionar. Y justo de eso platiqué con uno de los protagonistas de la cinta, el encantador Jeff Goldblum, quien sabe exactamente qué buscamos en este tipo de cintas.

“Claro que todo esto es ficción, como subirte a una montaña rusa. Pero sí hay algunos momentos muy hermosos en la película en la que la humanidad se une para luchar contra la crisis, si lo hiciéramos contra las crisis que el hombre está generando en la realidad”.

Y entrando de lleno al tema de las crisis que nosotros mismos generamos como humanos, como el odio que provocan actos terroristas y asesinatos masivos, esto opina el también protagonista de La mosca.

“Muchas veces estas cosas que parecen tan perturbadoras son el último respiro de nuestros viejos modos y de la estupidez”.

Y más claro ni el agua... “Como dicen, la oruga siempre pasa por los peores espasmos de ser particularmente una oruguesca antes de convertirse en una mariposa”

Claro, el aplaudir y reír de ver nuevamente las grandes ciudades del mundo destruidas es un talento que solo el director de El día de la independencia tiene. Esto opina Goldblum al respecto.

“Es chistoso, tiene sentido del humor, siempre es divertido. Creo que cuando estás en una verdadera crisis el hecho de poder reírte de algo así es muy bueno, muy sano”.

Tristemente, esta independencia no tiene tantos guiños a las películas de desastre del pasado ni al sentido del humor que lo caracteriza. Pero eso sí, siempre habrá un perro que (spoiler) casi, casi no se salva, haciéndonos sufrir a los que entramos a la sala de cine sabiendo que millones de humanos morirán en la historia pase lo que pase.

¿En serio?

¿Así como hubo crisis de dálmatas abandonados después de la película de Disney ahora hay preocupación por el maltrato de peces Paleta de Pintor como Dory ahora que la secuela de Nemo es un fenómeno de taquilla?

@SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.