• Regístrate
Estás leyendo: El síndrome de “¿mejor dedícate a ...?”
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 09:35 Hoy

Estado fallido

El síndrome de “¿mejor dedícate a ...?”

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Diego Luna lanzó en sus redes sociales un video en el que explica el seguimiento del proyecto “El día después” que busca principalmente, en sus palabras, “un llamado a la calma y a la reflexión después del estado de confrontación que vivimos en las pasadas elecciones”.

Solo dio un adelanto de lo que pronto se presentará ya como una plataforma completa para “fomentar, comunicar y visibilizar” las acciones de los ciudadanos que quieren trabajar e invertir en el bienestar social.

Entiendo que hay muchas personas que creen entender la postura política del charolastra mejor que él mismo, la mayoría de ellos sin fijarse en una sola palabra que realmente ha dicho al respecto, y es verdad que un gran número de personas respondieron al llamado comprendiendo que es un acto positivo que busca nuestro bienestar.

Pero nunca falta la cascada de “mejor dedícate a ...” (actuar como Joaquín Phoenix, La guerra de las Galaxias, seguir tu carrera fuera de México etc.), aventando de frente la nueva gran frase que define al cangrejismo tan trágico de nuestra sociedad. El tema no es con Diego, pero lo pongo como ejemplo porque para mí ha sido claro e intachable en su trabajo por los demás. Y así aprovecho para hablar de lo que está armando con un gran grupo de personas para el bien común, mientras trato de vacunarnos de esa automática respuesta negativa ante todo, lo que sea, aunque no haya razón más que percepciones políticas o simplemente ganas de fregar.

Cada quien tendrá su serie de temas y traumas personales, eso no lo dudo. Y nunca hemos tenido tantos espacios como ahora para exhibirlos. Pero este particular síndrome es automático. Es como si descalificarnos entre todos, a pesar de que estemos hablando de cosas positivas, es la única manera en la que hemos aprendido a convivir. Es el eterno “no” argumento por el cual tan seguido no podemos avanzar. A no escucharnos.

Y si algo necesitamos en tiempos como estos es claridad, porque no hay manera de sacar adelante una causa social o siquiera una buena acción siendo que éstas siempre están siendo secuestradas por el odio y la frustración. Ya no quiero hablar más de las trágicas consecuencias que hemos vivido por el mal uso del concepto de #MeToo, me parece que los señores de Botellita de Jerez lo dijeron todo y bien. Pero hasta a ellos, quienes perdieron a su hermano, les tocó aguantar estupidez y media por proteger la auténtica causa feminista y los derechos de la mujer a pesar de tanto dolor. Supieron identificar la diferencia entre un tema personal (muy enredado y con personas muy nocivas secuestrando la batalla) de la causa social. Mi más eterno respeto. Por más que muchos respondan, “mejor dedíquense a cantar”. Háganme el refregado favor.

Así que los invito a que la próxima vez que alguien se vea tentado a usar, o que lea la frase “mejor tu dedícate a …”, a que visualicen esa cubeta llena de crustáceos que no se dejan salir. Nadie ni nada se salva. Ya ni compartir la feliz adopción de una perrita se puede, caray. “Mejor dedícate a rescatar niños”, me escribieron, cuando subí su foto llena de alegría a redes. ¿En serio? ¿Creen que es una o la otra? ¿Qué implica lo mismo? Seamos mejores.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.