• Regístrate
Estás leyendo: Como Jon Snow... en Alberta
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 13:46 Hoy

Estado fallido

Como Jon Snow... en Alberta

Susana Moscatel

Publicidad
Publicidad

Justo el fin de semana cuando se empezaría a transmitir la última parte de la temporada final de Game of Thrones pudimos vivir una aventura en Jasper, Alberta, en Canadá, que sin lugar a dudas nos dejó con mucha más reverencia por el esfuerzo que debe de haber requerido grabar esa serie o la película de El renacido.

Francamente, les escribo hoy al respecto, porque estoy maravillada y es algo que quiero compartir y reconocer.

Llegamos a Canadá quienes ya nos llamamos el #AdNovaRacingTeam, un grupo de grandes amigos que se dedican a la industria del turismo, pero que también son grandes corredores —yo siendo la excepción en ambos casos—. Ya son seis años en los que nos encontramos para recorrer distancias en lugares como Las Vegas para su Rock&Roll Marathon, pero ahora era tiempo de pasar del desierto a la montaña. Y vaya que no estoy exagerando cuando les digo “montaña”.

El Parque Nacional de Jasper es el más grande de las Montañas Rocosas de Canadá y, créanme, las vistas eran suficientes para hacer que hasta una agnóstica como quien les escribe reconsiderara todo su sistema de creencias. Pero eso es para otro día.

Era hora de correr medio maratón en un día de primavera, que, desde luego, para cualquier mexicano era bastante frío —llegamos a -2 ºC— pero para los locales era la razón perfecta para salir en shorts y camisetas sin manga.

¿Qué les digo yo de las cuatro capas de ropa con las que empecé la aventura? Al final las agradecí profundamente, pero ni el frío ni el agotamiento eran suficientes para distraernos de la maravilla que veíamos alrededor.

Mi amigo Chucho Hernández acabó la carrera en quinto lugar, dejando muy en alto el nombre de México —y ya planeando volver el próximo año por la gloria total—, mientras que nuestro querido Pollo Enríquez fascinó a todos corriendo, como siempre, con sus sandalias tarahumaras.

En lo personal, quien les escribe solo tenía la preocupación de no quedar demasiado atrás y de repetir en mi cabeza las reglas de lo que había que hacer si se acercaba un oso —no quería quedarme sola y eso fue una gran motivación en las subidas más rudas—, pero la verdad es que el respeto a la vida natural en este lugar es absoluta, hay un balance perfecto en la existencia y la naturaleza.

Y debo decirlo: la experiencia me hace maravillarme aún más con la resistencia que se requiere para poder hacer una cinta como la de González Iñárritu, que le valió por fin su Oscar a DiCaprio, o clásicos como The River of No Return con Marilyn Monroe, o quizá Secreto en la montaña o, por supuesto, las escenas de Quigly, el verdadero nombre del lobo local que en la serie vimos fielmente a lado de Jon Snow, personaje principal de la serie de HBO Game Of Thrones. De verdad es impactante.

Twitter: @SusanaMoscatel

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.