• Regístrate
Estás leyendo: Hidrantes “de adorno” para atacar incendios de León
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 02:06 Hoy

Al descubierto

Hidrantes “de adorno” para atacar incendios de León

Sofía Negrete

Publicidad
Publicidad

El 28 de marzo se registró un incendio que terminó con una fábrica de pegamentos en la zona industrial Julián de Obregón, el cual dejó tres víctimas, de las cuales dos fallecieron. Ante el hecho también fueron evacuadas tres mil personas, entre ellos, niños de una guardería.

La columna de humo que se generó podía verse desde varios puntos de la ciudad lo cual alarmó a los trabajadores de esa zona que es industrial y cientos de familias.

Ante esta situación, tuvo que generarse una movilización de pipas de agua de diferentes puntos e incluso se pidió apoyo al municipio de San Francisco del Rincón, debido a que no se lograba controlar el incendio.

Dos días después en un trabajo hecho por mi compañero Heliot Rizo en MILENIO, dimos a conocer que a 300 metros de donde ocurrió el incendio había dos hidrantes antiincendios, los cuales no se usaron porque estaban fuera de servicio.

La primera versión que se dio a conocer por parte de la autoridad municipal es que varios de los hidrantes que hay en la ciudad no están en condiciones de usarse. Desde el 6 de abril, el regidor del partido Verde, Sergio Contreras, solicitó información detallada del estatus que guarda cada uno de los hidrantes que hay en la ciudad; veinte días después a través del oficio PBL/DG/080/2017 el Patronato de Bomberos, dio una respuesta en siete hojas, donde se hace una explicación de la Norma Oficial Mexicana 002, de las condiciones de seguridad-prevención y protección contra incendios en los centros de trabajo.

El dato contundente que se informa es que en León de acuerdo a los archivos que tienen, 985 empresas cuentan con un sistema de red de hidrantes en sus instalaciones, estos dependen al 100 por ciento del sector privado.

“Del 19 al 21 del presente, el área de prevención realizó un recorrido por la ciudad donde se checó el estado que guardan los hidrantes fijos de banqueta”, tal cual se puede leer en el oficio del que tengo copia.

Es decir, tuvo que ocurrir un siniestro que causó la muerte de dos personas y ante la petición de un integrante del Ayuntamiento de oposición para que se revisara las condiciones de los hidrantes privados de la ciudad, ¿de lo contrario no lo hubieran hecho?, ¿cada cuándo los revisan?, ¿cuándo fue la última vez que los supervisaron?

Pero cabe aclarar que este informe que da el Patronato de Bomberos a medias, ¡sí, a medias!, no informa de la condición de los hidrantes públicos que están conectados y son responsabilidad del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL).

¡Que es peor!, porque según me dicen se ubican en el primer cuadro de la ciudad y lo que es una desfachatez, la cifra no rebasaría los 20 y nadie ha dicho cuáles son las condiciones en las que se ubican. Si bien no se sabe cuándo se presentará un siniestro, la realidad es que deben de estar listos para utilizarse.

La actitud de petulancia e indolencia de Pedro González, presidente del Consejo Directivo de SAPAL, a quien se le buscó y no ha querido hablar del tema, deja mucho que desear. ¿Cuándo saldrá a dar una explicación de los hidrantes públicos?, ¿acaso espera que pase una tragedia en el Centro para reconocer que sí son de su competencia?, ¡Vaya sigilo y misterio con el que quieren tratar el tema!, ¿Pues qué esconden?

Sofia.negrete@milenio.com

@sofia_negrete

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.