• Regístrate
Estás leyendo: Guanajuato ya tuvo un atentado múltiple
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 14:24 Hoy

Al descubierto

Guanajuato ya tuvo un atentado múltiple

Sofía Negrete

Publicidad
Publicidad

Esta semana se registró en Guanajuato un hecho que sacudió al Estado y que por su gravedad atrajo las miradas nacionales. Un grupo delictivo dejó a las afueras de la Refinería Ing. Antonio M. Amor un artefacto explosivo al interior de un auto. Un suceso nunca antes ocurrido.

En las primeras horas se minimizó el asunto incluso desde Gobierno Federal, ya que acompañado de este también hubo la colocación de una manta con un mensaje donde se le exigía al presidente Andrés Manuel López Obrador sacar a la Marina y elementos federales o iniciaría una reacción en contra de ellos.

Horas más tarde, surgieron un par de mensajes donde ese grupo delictivo desmentía la adjudicación; sea o no cierto, esto confirma la clara disputa de dos grupos por el control de la “plaza de Salamanca”, el cártel Santa Rosa de Lima y el cártel Jalisco Nueva Generación. E incluso apareció otro video de un jefe de grupo amenazando a otro. Por la noche de acuerdo a información de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), se confirmó que lo que se dejó a fuera de la refinería sí era un explosivo, una bomba. Esto implicó reforzar desde ese hecho las instalaciones con mayor presencia de efectivos. No es la primera vez que Guanajuato se ve sumergido en una situación de amenaza de bomba, hay que recordar que en julio de 2007 no hubo una amenaza, pero sí en los primero minutos de ese día se hicieron explotar tres ductos de gas de Petróleos Mexicanos, lo que generó terror en los habitantes que vivían o viven cerca de la zona en tres municipios Salamanca, Celaya y Valle de Santiago.

Por ese hecho no hubo pérdidas humanas, solo la evacuación de más de cinco mil personas, esa madrugada el Ejército aplicó de inmediato el plan DN –III de emergencia, ya que el hecho registrado, se dio luego de registrarse cinco explosiones.

En aquel hecho la coordinación entre el Gobierno Federal y el Estado fue de inmediato, a través del entonces secretario de Gobierno Juan Camilo Mouriño y el gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez fue de inmediato, eran del mismo partido pero con diferencias políticas.

La Secretaría de Gobernación explicó que la explosión se debió a una baja de presión que fue lo que originó las explosiones; la autoría de ese atentado se lo adjudicó el Ejército Popular Revolucionario (EPR), una organización guerrillera que surgió en 1996 en los estados de Guerrero y Oaxaca.

En un comunicado aseguraban que buscaban atraer la atención de la autoridad por la desaparición de dos militantes de la organización desaparecidos en mayo de 2006.

En mi columna del pasado 14 de enero, reflexionaba sobre las medidas que implementó el Gobierno Federal sobre las estrategias para combatir el robo de combustible, entre ellas el cierre de ductos en Guanajuato.

Ahí mismo mencioné sobre la importancia de que hubiese una estrategia integral, porque al cerrarle el negocio a la delincuencia habría una reacción y tal parece que ya comenzó.

Y aunque en el Gobierno Federal no tengan la información completa, desde que inició esta lucha, no han cesado las ejecuciones en la entidad. Una amenaza con un artefacto explosivo que alarmó a los guanajuatenses que queda en medio de todo el problema. ¿Realmente se tiene una estrategia integral para hacerle frente al crimen organizado?, si no se va tras de capos entonces ¿atrás de quién se va?

sofia.negrete@milenio.com
twitter: @sofia_negrete

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.