• Regístrate
Estás leyendo: A tragar pinole los damnificados del PAN
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 16:26 Hoy

Al descubierto

A tragar pinole los damnificados del PAN

Sofía Negrete

Publicidad
Publicidad

El proceso interno del PAN para elegir a los candidatos que abanderen al partido en diferentes posiciones en la contienda del próximo primero de julio ha dejado a varios damnificados pero también a muchos molestos por cómo se dieron las negociaciones y designaciones, lo que además permite que el grupo oficialista se fortalezca.

El grupo que fue aplastado fue el del senador Fernando Torres Graciano, el cual pese a que se llegó a presumir el apoyo de un número importante de panistas, de tener encuestas que le favorecían y su experiencia por haber estado varios años al frente del partido no le bastó para sacar ventaja.

Incluso este proceso lo deja debilitado porque varios que habían dicho estar con él, hoy ya buscan un amarre con los de enfrente, simple y sencillamente porque nunca puso sus nombres en la negociación como sí lo hizo con su gente más cercana.

El ejemplo más claro es del regidor José Luis Manrique, identificado plenamente con Ricardo Sheffield quien cerró desde hace dos años con Fernando Torres y quien se la jugó hasta el último momento.

Hoy la realidad es otra. José Luis Manrique ya se desmarcó de Ricardo Sheffield, también de Fernando Torres, el acuerdo inicial era que su nombre entrara en la negociación para una diputación federal. La primera posibilidad se cerró cuando la diputación que buscó se marcó para mujer.

Respetó y no exigió otro distrito para evitar enfrentamientos al interior del grupo, la posibilidad se redujo al apoyo para ir por una candidatura a diputación local.

La segunda posibilidad se cerró cuando su nombre no se puso sobre la mesa por su grupo, pero sí se peleó el espacio para la diputada Libia Denisse García Muñoz Ledo quien tiene ahora la posibilidad de reelegirse.

Ante la traición del que fue su grupo, José Luis Manrique no se va del PAN, pero sí jugará para que sus candidatos ganen. En la encerrona con el precandidato a gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, que sostuvo hace unos días el compromiso fue cerrar filas a cambio de nada.

Incluso los dieguistas vieron como una opción que José Luis Manrique pudiera formar parte como parte de la planilla de Héctor López Santillana, pero quedó descartada por la sencilla razón de que no entregó carta de intención para el cargo. Pero no lo pierda de vista, el panista va a dar sorpresas.

Con el desmarque de José Luis Manrique con Ricardo Sheffield, no solo pierde a su hombre de confianza, pierde a su principal operador; si el Diputado Federal coquetea con otro partido político por cualquier cargo y ofrece una estructura fuerte, varios panistas coinciden al señalar que esta ya no es tan fuerte como fue hace unos años, porque quienes fueron sus operadores principales ya no están con él.

También hay quien asegura que el mismo senador Fernando Torres Graciano ya pintó su raya con el rebelde del partido, mientras que el ex gobernador Juan Manuel Oliva Ramírez está enfocado en otros compromisos fuera del estado.

Por lo que prácticamente Ricardo Sheffield si busca dar la batalla en Acción Nacional va solo, por cierto hasta Humberto Andrade Quezada quien peleó en la mesa de negociación para que se le diera algo, también ya amarró lo suyo, no fue el Senado como lo pidió, va por el tercer distrito local.

El ex dirigente del blanquiazul es otro de los gravemente damnificados, la jugó mal, los diferentes grupos no vieron bien su actuar y pusieron en entredicho su liderazgo. Hoy tiene que conformarse con una diputación local y habrá que ver si le dan la coordinación del grupo, en caso contrario nuevamente el mensaje quedará claro quién gobierna y además manda al interior del partido es Miguel Márquez.

Los marquistas pusieron en entredicho el liderazgo de Humberto Andrade a quien le faltó dejar a un lado su postura de político conciliador y educado. Nunca cuestionó ni alzó la voz, cuando intentó hacerlo de inmediato lo aplacaron por eso hoy solo le queda conformarse con buscar una diputación.

En este proceso quienes sin duda salen fortalecidos es el precandidato a la gubernatura Diego Sinhué Rodríguez Vallejo quien ha escuchado a sus operadores más cercanos y ha colocado a su gente en posiciones claves para buscar alcaldías, diputaciones, ayuntamientos y senado, ahí está su principal operador Rolando Alcántara que va por una diputación.

Pero también ha exiliado a quien de plano no quiere cerca. Ha alzado la voz en un par de ocasiones y ha evitado dejarse imponer gente.

Otra fortalecida es Juana de la Cruz. Operadora nata y quien de plano dice cómo y por dónde tienen que ir las cosas. Hoy simplemente es la negociadora y quien le habla al oído a Miguel Márquez, ¿seguirá con esa misma fuerza?, habrá que ver dónde le darán juego.

Y el gran elector sin duda en el partido y en la administración es Miguel Márquez quien acapara los reflectores y quien tendrá que esperar al 1 de julio para ver si su apuesta fue la correcta.

sofia.negrete@milenio.com
@sofia_negrete

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.