• Regístrate
Estás leyendo: Los nuevos tlatoanis
Comparte esta noticia
Domingo , 17.02.2019 / 16:57 Hoy

En Plural

Los nuevos tlatoanis

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Dada la nueva geografía que en el Estado de México dejó la elección pasada, vendrá una renovación de liderazgos políticos, unos menores y otros mayores en términos de influencia en la entidad. Algunos serán por obvias razones, como los líderes parlamentarios, pero otros que propiamente no tienen tiempos estrictamente marcados como los presidentes partidistas, serán relevados por circunstancias que vale la pena analizar. 


Como dijera el personaje más famoso de Whitechapel, conviene ir por partes:

En el PRI, el dirigente estatal Ernesto Nemer Álvarez se mantiene firme porque el primer priista de la entidad aprecia sin duda el denodado esfuerzo que hizo por contener la marea morenista que se elevaba sin parar desde mucho antes de que ambos llegaran a sus actuales cargos. También, porque Nemer puso lo mejor de sus habilidades para que, el año pasado, se articulara el aparato tricolor a fin de mantener la gubernatura. 


Sin embargo está claro que los relevos a nivel nacional ponen tensión aquí. Además, el actual dirigente mexiquense será diputado federal, cámara en la que, con una bancada disminuida, será crucial el concurso de cada legislador para obtener beneficios hacia las entidades que aún gobierna su partido. Nemer, luego de dos durísimas campañas, saldrá por la puerta de enfrente. 


Lejos de los que mantuvieron los brazos cruzados en campaña y que ahora son los primeros en zopilotear la posición, se puede vislumbrar que quien ocupe la silla mayor de la sede de Av. Nicolás San Juan no será un derrotado ex candidato. Ahí surgen con coherencia nombres como el de Ricardo Aguilar Castillo, Mercedes Colín y Cruz Juvenal Roa. 


En la casa azul, Victor Hugo Sondón está en una parecida circunstancia. Marcado por la alianza que postuló a Ricardo Anaya para Presidente, hizo lo humana y políticamente posible. Con un resultado que los optimistas no quieren ver tan adverso, aún alcanzará a nombrar al líder de su bancada local, para luego ser relevado en el CDE panista por alguno de los que ya desde ahora se vislumbran con posibilidades: Edgar Olvera (del aún fuerte grupo Naucalpan); Jorge Inzunza Armas (secretario general del CDE y del triunfador grupo Huixquilucan, que comanda Enrique Vargas del Villar); Anuar Azar Figueroa, ex coordinador de la campaña de Anaya Cortés en la entidad; y hasta Gerardo Pliego, que aún sin ganar hizo una campaña importante en la capital mexiquense. 


En lo que toca al PRD, que tiene saldos más tristes, anda tras el trono de Omar Ortega el representante ante el IEEM Javier Rivera Escalona, que como cuarto lugar en las plurinominales ya no alcanzó a entrar como diputado y busca consuelo. Enlistado en la corriente ADN, tiene a sus espaldas que hace mucho perteneció al GAP, del ahora morenista Higinio Martínez. 


Por su parte hará su luchita el aún diputado local Javier Salinas. Mas los que se acumulen esta semana, porque es tradición en el sol azteca que estos agarrones sean multitudinarios y de antología. Héctor Bautista y Juan Zepeda tendrán peso en la decisión. 


Finalmente, y con toda la expectativa de peso político que le dio el abrumador triunfo, se encuentra Morena, donde Horacio Duarte está muy firme por la conducción que ha hecho y por su protagónico papel a nivel nacional como representante en el INE. Lo único que abriría ese espacio y haría que se escucharan otros nombres sería la voluntad de su altísimo líder, si es que decide colocar a Duarte en algún cargo del Ejecutivo federal, donde muchos cuadros le harán falta.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.