• Regístrate
Estás leyendo: Edomex, entre los tentáculos
Comparte esta noticia
Lunes , 18.03.2019 / 22:58 Hoy

En Plural

Edomex, entre los tentáculos

Sergio Villafuerte

Publicidad
Publicidad

Luego del caos vial que transportistas mexiquenses generaron en días recientes con su "marcha a Los Pinos" para reafirmar su negativa a modernizarse y procurar mayor seguridad para los usuarios, el secretario de Movilidad, Raymundo Martínez, deslizó que esta semana se verían las "consecuencias jurídicas" contra los organizadores por el delito de bloqueo a las vías de comunicación. La advertencia tiene nombres y apellidos, algunos ya ampliamente conocidos en el juego político de la presión y el conflicto artificial para obtener beneficio particular.

Tan particular, que solo cuatro de los empresarios-líderes transportistas representan aproximadamente 90 por ciento de las unidades que desquiciaron los accesos a Ciudad de México a fin de presionar al gobierno mexiquense el pasado jueves, e intentar con esto echar abajo lo decretado en la Gaceta Oficial de Gobierno del 20 de marzo (a pesar de que firmaron el convenio del 8 de septiembre de 2017 en el que lo aceptaban) Pero ¿quiénes son? mencionaremos en esta entrega a un par de ellos.

El primero, Jaime Soberanes Medina, es Presidente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, A.C. Irónicamente el propio Soberanes, en 2013, denunciaba airadamente el incremento de robos con violencia en el transporte en Naucalpan, estimando unos 150 atracos diarios, "ninguna ruta es segura en todo el Estado de México", decía entonces. Ahora, con sus colegas, rechaza instalar videocámaras y botones de alarma en las unidades.

Tal vez lo traicionó la memoria, porque en aquellos momentos incluso aseguró que ya no realizarían "ni movilizaciones ni paros porque la autoridad hace caso omiso" de sus peticiones de seguridad.

Cercanísimo de Axel García Aguilera, otro de los influyentes transportistas, ambos enfrentaron por esas fechas a otras organizaciones por el monopolio del ramo, llegando a instalar "inspectores comunitarios" que bajo amenazas obligaban a los usuarios a descender de las unidades que no pertenecían a su grupo para que abordaran las de su propiedad. De esta "sutil" manera, prácticamente decidían qué camión debían tomar los pasajeros en Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero y Naucalpan, entre otros.

Pero Axel García Aguilera, quien figura como asesor general de la mencionada "Alianza Autónoma" conocida como la Triple A, y propietario de la agrupación IZGASA (Izcalli García Aguilera) es todo un caso incluso fuera de su gremio. Tiene un cúmulo de señalamientos por invasión de tierras, especialmente en la zona de Cuautitlán Izcalli. De hecho, en 2014 el gobierno local tenía iniciados procedimientos legales en su contra por la presunta apropiación de ¡20 predios pertenecientes al municipio!

También se afirmaba que otro "terrenito", en los límites de Izcalli y Tultitlán, lo tomó con paracaídas para poner un centro comercial. Ante las acciones legales en su contra, metió presión bloqueando con unas decenas de unidades la vía López Portillo, neurálgica para la conexión entre Tlalnepantla, Tultitlán, Coacalco y Ecatepec. Viejos usos y costumbres.

Este año habrá más de 100 mil unidades de transporte público con concesiones vencidas, y los empresarios lo saben perfectamente. En la praxis política, tomar medidas drásticas de disciplina le da fortaleza y autoridad a un gobierno que recién inicia. El mandatario mexiquense puede poner orden en el transporte y apuntalar el apoyo de los ciudadanos que se verían beneficiados.

Tiene una oportunidad de oro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.