• Regístrate
Estás leyendo: Calavera indignada
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 05:42 Hoy

Último Round

Calavera indignada

Sergio Gómez

Publicidad
Publicidad

Aquel día, como siempre, La Catrina traía sus mejores trapos. Justo como la pintó Posada: vieja copetona sin copete, con sombrero de gala y vestido largo.


Ese día, como siempre, La Pelona salió a la calle. Ahí, se topó con El Pueblo, que lucía diferente. Diferente a ella y diferente a otros días.
La Flaca pensó que, como siempre, El Pueblo iba a huirle, sacarle la vuelta. Pero no. Esta vez, El Pueblo la enfrentó. Rabioso, de cara a La Muerte, lanzó sus consignas contra ella.


Es que La Pálida, como siempre, ha trabajado para quienes tienen dinero, alarga el plazo de los ricos y se lleva prematuramente a los pobres: a quienes mueren de hambre, a los que no conocen hospitales, a los que se sienten de clase media, a la carne de cañón en las guerras, a los que andan a pie cuando hay balacera…


El caso es que aquel Día de Muertos, ahí estaba La Dientona y El Pueblo, frente a frente, en un ajuste de cuentas. Lo que había sucedido es que una noche de septiembre, en Guerrero, La Catrina se metió con la gente equivocada. Los estudiantes más combativos de México no se iban a quedar con los brazos cruzados.


Entonces, reunieron a los otros desaparecidos. Y a sus familiares. Y a los demás estudiantes. A los del Norte y Sur. A los de las escuelas públicas y privadas. Llamaron también a sus maestros y a obreros, amas de casa, desempleados, ingenieros, médicos…


La consigna del Pueblo se escuchó, como nunca, con una sola voz. Era uno de esos sonetos escritos a la vieja usanza, una calavera indignada:

Desde que comenzó la narcoguerra,
la calavera se instaló aquí.
Calaca ojete, calaca perra,
mi calavera, no seas así.

Panteón y México son lo mismo
y la patria y la muerte, también.
¿Es que nos dirigimos al abismo?
¿Es que este mal dura más de cien?

¿Para sepultar bien a nuestros muertos
debemos desenterrarlos, acaso?
El día en que estemos despiertos

veremos el final de este ocaso.
Donde viven ciegos, gobiernan tuertos.
Es hora de dar el siguiente paso.


@Sergomezv

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.