• Regístrate
Estás leyendo: Las cartas de Colosio
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 08:25 Hoy

Prospectivas

Las cartas de Colosio

Saúl Barrientos

Publicidad
Publicidad

Hace 24 años, un 28 de noviembre de 1993 para ser exactos, el PRI eligió como su candidato para la Presidencia de la República a Luis Donaldo Colosio Murrieta. Habían pasado sólo unos cuantos días de la ratificación del Senado de la República al Tratado de Libre Comercio con América del Norte. Hoy, en el ambiente político, como en aquellos días, también existe gran incertidumbre por la definición del candidato del PRI a la Presidencia, y hoy también, el tema del Tratado de Libre Comercio con América del Norte está en la agenda pública.

En este marco, creo que es justo recordar al mexicano de excepción que fue Colosio, y creo que uno de los mejores testimonios para hacerlo es el libro Las Cartas de Colosio de Rafael Medina Martínez. Este libro reúne 50 cartas escritas, entre 1968 y 1979, a mano por el propio Luis Donaldo Colosio. Se trata de la comunicación que mantuvo durante sus estudios de licenciatura y posgrado con su padre don Luis Colosio Fernández.

Las cartas revelan la comunicación cercana y respetuosa que mantuvo con su padre, y reflejan sus valores e ideales, así como las ganas de salir adelante de un joven proveniente de la cultura del esfuerzo y no del privilegio. Estos son algunos de los párrafos que contienen estas cartas:

“Comprendo todo el gasto que tienes que hacer para mi educación, pero te prometo compensarlo con estudio y dedicación en todas y c/u de las materias”.

“No dejo de reconocer que es muy duro estar lejos de los seres que uno más quiere en la vida que, en mi caso, son todos ustedes, pero mi consuelo es el ver que no es en vano ese distanciamiento, ya que creo que hasta ahora he cumplido con mi deber. Espero que tú opines igual”.

“Tengo la noticia que tanto deseé: me han concedido la beca, fui seleccionado con otros seis compañeros, nos eligieron de entre otros 450 candidatos por lo anterior te puedes imaginar lo duro que estuvo la selección”. (Refiriéndose a la beca del Conacyt para estudiar una maestría y doctorado en Desarrollo Regional, en la Universidad de Pittsburgh).

“Considero que la misma concientización a través del reconocimiento de nuestra mexicana realidad económica y política, del creciente interés y amor por nuestras cosas, hacen que en la actividad de estudiar una especialización con fundamentos predominantemente sociales como la mía, adquiera la característica de buscar derroteros a los tantos problemas que nos hacen tener un nivel de desarrollo indeseable”.

El lado humano de Colosio, su preocupación por el desarrollo del país, y el esfuerzo que significó prepararse, nos muestran que más allá del extraordinario político, siempre hubo un gran ser humano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.