• Regístrate
Estás leyendo: Un sueño que los azules esperabamos
Comparte esta noticia
Martes , 19.02.2019 / 05:59 Hoy

El balón blanco y negro

Un sueño que los azules esperabamos

Rubén Matturano

Publicidad
Publicidad

El miércoles fue el sueño azul que muchos de los aficionados estábamos esperando. Gente muy joven, gente madura, pero todos de sangre azul.

Hubo una entrevista del señor José Ramón Fernández con el Lic. Guillermo Álvarez, la cual fue estupenda por la forma sencilla de contestar del presidente del club, pero hubo un error de José Ramón cuando dijo que el padre de Lic. Guillermo había ganado los campeonatos 78-79 y 79-80, y no fue así, ya que Don Nacho Trelles y su servidor ganamos esos campeonatos y el Lic. Guillermo y Alfredo Álvarez fueron los directivos que manejaban el equipo, el Lic. Guillermo contestó todas las preguntas y me gustó cuando dijo: 10 subcampeonatos y nadie se acuerda. Y esto es muy difícil, pero sí dicen de muchos campeonatos sin ganar y hasta pusieron ese espantoso dicho de cruzazulear, ofensivo y sin razón.

El juego fue disputado en cancha ajena y el señor Caxinha le ganó la partida a Alonso, puso una línea de 3 defensas, 2 carrileros, 2 contenciones, 3 delanteros, ahí fue el error, porque Cruz Azul les puso una línea de 4 atrás, 2 contenciones, 3 delanteros y un volante libre, esto hizo que los centrales de Monterrey se abrieran, provocarán huecos por el centro, grave error que Cruz Azul aprovechó y con una defensa férrea, Monterrey no ajustó, qué buena actitud de los azules, todos defienden todos atacan de acuerdo su posición y cuando perdían la pelota se castigaban, muy buen esfuerzo y muy buen manejo del balón pase a profundidad, paredes, pasadas y muy buena terminación de la jugada, eso fue importante, ahora prepararse para la Liga y diseñar la Liguilla. Esto me hace recordar a Don Guillermo Álvarez (padre) y qué gusto le daría ver a su equipo campeón. Recuerdo cuando el señor Presidente de la República, José López Portillo, llegó a visitar a La Cooperativa en Hidalgo, Don Guillermo Álvarez caminó a recibirlo y en ese trayecto cayó fulminado por un infarto y ahí murió, fue terrible. Hasta pronto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.