• Regístrate
Estás leyendo: Votar o no votar
Comparte esta noticia
Sábado , 20.04.2019 / 06:01 Hoy

Apuntes

Votar o no votar

Rubén Alonso

Publicidad
Publicidad

A través del voto, o sufragio en la boleta electoral, expresamos nuestra voluntad, la cual es (o debería ser) expresión de un acto libre. Sin embargo, hay elementos que ponen en duda la capacidad humana de actuar en libertad este 1 de julio, con lo que el pre-requisito para el sufragio quedaría anulado, pervirtiendo el resultado.

Para que un acto sea libre se requiere que lo querido se conozca y de manera consciente se quiera, y si hay algo que afecta, distorsiona, altera el conocimiento y ese querer, no estamos ante un acto libre. ¿Qué afecta el conocimiento y la voluntad?: la ignorancia, por una parte, la cual puede ser inducida a través de información errónea, falsa, manipulada, incompleta (aparte las fake news); el miedo, inducido, provocado con amenazas o con la misma información falsa, manipulada, que mueve la voluntad a un sentido u otro; y ¿qué no decir de coacción y compra del voto (voluntad)?

En las pre, inter y campañas de este proceso electoral hemos sido bombardeados con información a través de una política de comunicación política invasiva: el próximo miércoles terminarán los 59 millones 731,200 spots para radio y televisión pautados y desde el 14 de diciembre de 2017 (aparte, la no regulada propaganda en a través de Internet); los medios de comunicación deberán guardar “silencio” en esa materia del jueves al domingo próximos. El contenido de los spots, replicados en debates, distó mucho de una información que posibilitara una decisión libre, sobre todo porque de manera intencionada fue para provocar miedo.

Con estos elementos (y otros), como un ejercicio de libertad, podría decidir no votar; sin embargo, tengo la posibilidad de reponerme, pues al no acudir por ello, quedaría sometido a ese entorno. En otras palabras, el ser humano puede reivindicarse de entornos adversos y manifestar su voluntad, que en este caso se concretiza acudiendo a las urnas, donde además de las opciones con nombre en la boleta, permite la anulación y anotar una opción no registrada.

Decidir no votar puede ser expresión de un acto libre, pero votar, también lo puede ser. El silencio es una forma de expresarse, sin embargo, en un proceso electoral, donde estructuras de grupos políticos se mueven en un sentido para apropiarse del poder público, dejarlos a que sólo ellos decidan puede ser la renuncia a un instrumento, a un medio, para expresar la voluntad ciudadana que adquiere mayor peso en un momento, como es la jornada electoral.

Twitter: @jrubenalonsog

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.