• Regístrate
Estás leyendo: Domesticación de la Alianza para el Gobierno Abierto
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 08:07 Hoy

Domesticación de la Alianza para el Gobierno Abierto

Publicidad
Publicidad

La Alianza para el Gobierno Abierto en Jalisco (ver http://bit.ly/2n0gNFH) parece que tiene sus días contados, y el Gobernador del Estado lo captó en la Sexta Sesión Ordinaria del Secretariado Técnico de Gobierno Abierto, donde se informó de los avances sobre compromisos, ejecución de proyectos y ejercicio presupuestal, el pasado 19 de enero. Por ello, planteó la necesidad de presentar una iniciativa de ley para garantizar la continuidad del proyecto de Gobierno Abierto (ver: http://bit.ly/2EYZwmB).

La Alianza para el Gobierno Abierto (ver: http://bit.ly/2DlOqHT), proyecto multinacional del que México forma parte (ver: http://bit.ly/2mWH07f), se concretizó en Jalisco, como ámbito subnacional, el 15 de octubre de 2015, cuando se instaló su Secretariado Técnico, y luego construyó su plan de acción estableciendo compromisos (ver: http://bit.ly/2BgNBi1).

El proyecto de Gobierno Abierto es una forma de gobernanza, co-creativa, mediante la transparencia, participación y colaboración desde la sociedad y gobierno, para transforman el entorno humano-social, resolver problemas y atender necesidades sociales, apoyándose del uso de tecnologías y la innovación, con lo cual se requiere la apertura de datos públicos (open data) y de procesos (open process) en la toma de decisiones.

El sentido y fuerza de este proyecto está en el impulso y participación social, no desde los ámbitos gubernamentales y de estado. Es una gobernanza de abajo hacia arriba, de afuera hacia dentro, de tal suerte que cuando la Alianza de Gobierno Abierto se centra en la agenda gubernamental se pervierte y desnaturaliza. En otras palabras, es la sociedad que abre puertas a la participación y los de adentro sencillamente no sólo quitan cualquier resistencia interna, sino que se ponen en actitud de escucha y obediencia: el mandatario (gobernante) se comporta como tal frente al mandante (ciudadanía).

Si lo tomamos así el Gobierno Abierto, llevarlo a ley es “domesticarlo”, como se ha hecho en México con la participación ciudadana so pretexto de fortalecerla y garantizarla. El ejercicio de los derechos fundamentales debe partir de espacios y condiciones de libertad; una Ley de Gobierno Abierto, más que específica, debe ser norma que impregne transversalmente el ejercicio del poder público para garantizar que éste escucha y obedece, no que norma cómo, cuándo y en qué participa y colabora la ciudadanía.

Quien quiera matar esta forma de gobernanza, ya sabe cómo hacerlo: domestíquela.

Twitter: @jrubenalonsog

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.