• Regístrate
Estás leyendo: La brigada sanitaria II
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:49 Hoy

Tiempo vivido

La brigada sanitaria II

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

La semana pasada iniciamos a darles la noticia de la obra La División del Norte (1914) por un testigo presencial, que nos legó el médico Encarnación Brondo Whitt, quien escribió otras obras entre estas: Nuevo León novelas de costumbres, (1935); Sucesos notables de la Revolución en el Estado de Chihuahua (1915 1923); Los patriarcas de Papigochi, y la que comentamos, que inició a redactar con notas que escribía casi a diario desde que se alistó en la División del Norte hasta que regresó a su tierra adoptiva Ciudad Guerrero, Chihuahua, pero que publicó muchos años después, (1940), cuando había vuelto a sus prácticas profesionales que jamás abandonó para dedicarse a la política por ejemplo o a usufructuar recompensas por su participación en la Revolución.

Lo anterior establece que hubo al menos dos personajes que durante las batallas previas a la toma de Torreón e inclusive ésta, redactaron sendos apuntes desde distintas situaciones vividas en La Laguna aquellos primeros meses del año de 1914, me refiero a Roque González Garza y Encarnación Brondo Whitt y que después publicaron ya arregladas en un libro, el primero muy tempranamente junio de 1914 y el segundo, como se ha dicho en 1940.

Villa pasó revista a la Brigada Sanitaria el 14 de marzo de 1914, al día siguiente, procedente de Sonora llegó Felipe Ángeles siendo objeto de un recibimiento multitudinario; a las 5 de la tarde del día 16 partió la Brigada Sanitaria, siendo de los últimos trenes de tropas constitucionalistas que partieron con rumbo a Torreón. El día 18 recibieron a los primeros heridos, resultado del encuentro en Peronal; los heridos informan de los muchos muertos que hicieron a los federales y de la toma de Bermejillo; igualmente de los 3 mil hombres de Eugenio Aguirre avanzando a Tlahualilo y de 2 mil jinetes al mando de Urbina rumbo a Mapimí. Pérez Rul, le muestra notas de la comunicación telefónica entre Villa y Velasco donde el primero pide rinda la plaza de Torreón.

Aunque Brondo ni el personal médico sabían de la estrategia a seguir, logro reconstruir los avances y lo cruento de los combates a partir de los heridos atendidos y muertos reportados por los soldados atendidos. Así es posible tener otra versión de la toma de Torreón, registrada desde otra trinchera, la de la Brigada Sanitaria, innovación de Villa a la Revolución.


r_esparzac@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.