• Regístrate
Estás leyendo: El Plan de Guadalupe
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 17:42 Hoy

Tiempo vivido

El Plan de Guadalupe

Rodolfo Esparza Cárdenas

Publicidad
Publicidad

Después de que Carranza y el Congreso local desconociera al usurpador Victoriano Huerta y convocara a hacer lo mismo y tomar las armas en defensa de la Constitución violentada por el golpe de estado, el gobernador al momento ganaba tiempo ante el gobierno espurio, organizaba las fuerzas ante la esperada respuesta militar del gobierno federal. Se movió entre Saltillo, Arteaga, Ramos Arizpe y Monclova ordenando vigilar las vías de acceso a la región, quemando puentes, destruyendo vías del ferrocarril y destacando contingentes para evitar sorpresas.

Huerta, convencido de la rebelión del Carranza movilizó tropas de San Luis, Nuevo León y de la Laguna, igualmente aprovechó un combate en Anhelo para difundir en la capital y resto del país que el movimiento había sido sofocado.

Ante esto Carranza y su estado mayor decidieron atacar Monterrey, pero ante las fuerzas ahí reunidas desistieron del plan cambiando el objetivo por la Ciudad de Saltillo modificando el día ante la llegada de 600 soldados federales; la madrugada del día 21 de marzo iniciaron el ataque a Saltillo, amenazando la ciudad por los cuatro puntos cardinales; se batalló ese día y el día 22, hasta que el 23 por la mañana se ordenó la reconcentración de las fuerzas para moverse hacia el norte. Este ataque fue estratégico, se sabía era muy difícil la toma de la ciudad por el gran número de fuerzas federales concentradas pero la noticia cundió por el país de que la rebelión estaba en pie, que fue el objetivo de Carranza para desmentir lo circulado por Huerta.

Las fuerzas coahuilenses se dirigieron hacia La Hivernia, Hacienda el Saucillo, San Diego, Estación Santa María, resistiendo ataques se reconcentraron en Santo Domingo. El 24 emprendieron la marcha y el día 25 salieron de la Hacienda La Gamuza hacia la Hacienda de Guadalupe llegando a ella a las 4 de la tarde. Esa noche según había pensado Carranza era tiempo de crear un estatuto revolucionario, dictó al Alfredo Breceda el Plan de Guadalupe.

Al día siguiente cuestionaron que no hubiera en el Plan ninguna mención a reivindicaciones sociales. Carranza explicó que no era el momento, se trataba de tener un objetivo político claro que no invitara a la disensión sino a la unión: derrotar al usurpador. Así aquel 26 de marzo de 1913 de firmó el glorioso Plan de Guadalupe, que luego se adicionaría reivindicatoriamente.


r_esparzac@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.