• Regístrate
Estás leyendo: ¡Ya Basta!
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 02:09 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

¡Ya Basta!

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Al igual que millones de personas en el mundo, que durante esta semana se encaminan en busca del indispensable silencio interior para meditar sobre el mayor misterio que convoca y mueve a todos los creyentes en Jesucristo; los creyentes que habitan estas tierras jaliscienses, bien haríamos en aprovecharlo para acallar los rumores de la discordia que resuenan cada vez más, entre los diversos círculos familiares, laborales y sociales, a consecuencia de los no pocos signos de polarización ideológica y comportamientos de insolidaridad social que se vienen manifestando en nuestro medio, como los que lamentablemente sufrimos la semana pasada todos los habitantes de la metrópolis tapatía, a causa de los criminales incendios que fueron provocados en contra de nuestro Bosque de La Primavera.

Por esta razón, esta semana resulta propicia para silenciar el estruendo producido por las malas noticias que suelen proliferar en los diversos medios de comunicación y son ampliamente reproducidas acríticamente a través de las redes sociales. Y una buena manera de hacerlo es volviendo nuestra mirada y atención sobre aquellas otras buenas noticias que suelen pasar más bien desapercibidas por los medios de comunicación y las redes sociales. Tal es el caso del ¡Ya basta! expresado por Xavier Orendáin De Obeso, en ocasión de la toma de protesta del Consejo Directivo 2019-2020 de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara, para conminar lo mismo a los poderes públicos, que a los empresarios y a la sociedad, jaliscienses todos, para firmar el Pacto por la Integridad y por el Bien Ser de Jalisco.

El regalo de la integridad que, en reciprocidad, nos debemos todos los jaliscienses, alude a la cualidad humana que se distingue por ese comportamiento social que se fundamenta y conduce por la rectitud y la honestidad. Así, la integridad implica dar un salto más allá de la estrechez de las visiones legalistas predominantes, que suelen insistir en la observancia y cumplimiento estricto de las normas y leyes establecidas en la entidad; para avanzar hacia una visión más integral de los acontecimientos históricos que vivimos los ciudadanos y tomar conciencia de esa pequeña porción de corresponsabilidad que nos toca aportar cotidianamente.

Ciertamente el giro hacia la integridad demanda un cambio cognitivo en la sociedad que no ocurrirá de la noche a la mañana y habrá de requerir de altas dosis de paciencia cívica; sin embargo, su fruto bien vale la pena: revolucionar la ética de servicio en las instituciones públicas y privadas, para situar a la dignidad de todo hombre y mujer en el centro mismo de su atención y convertirla en la razón de ser de su desempeño cotidiano.

Académico de El Colegio de Jalisco

roberto.arias@coljal.edu.mx


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.