• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué gobierno para qué sociedad?
Comparte esta noticia
Martes , 23.04.2019 / 04:01 Hoy

Columna de Roberto Arias de la Mora

¿Qué gobierno para qué sociedad?

Roberto Arias de la Mora

Publicidad
Publicidad

Para comprender a cabalidad las tajantes declaraciones del gobernador de Jalisco, responsabilizando a las administraciones anteriores por la violencia que se vive en la ciudad (MILENIO JALISCO, 26 de marzo), es necesario ampliar nuestra perspectiva acerca del gobierno y la administración pública a partir de alguna teoría social apropiada. Tal es el caso por ejemplo, de la modernización de la administración pública, definida “como la adecuación y el ajuste de la gestión estatal para lograr que el flujo de acciones sociales predominantes en una sociedad logren la coherencia y organización necesarias” (Pardo, 2009:26). Las hipótesis explicativas de la modernización administrativa parten de un supuesto básico que sitúa a la administración pública como componente del sistema político, en el que su impulso requiere un proceso en el que “el Estado negocia y renegocia constantemente, según los cambios sociales que se presentan” (Pardo, 2009:26). Visto así, el permanente proceso de redefinición de las relaciones sostenidas entre el poder político y la sociedad se refleja e identifica con las transformaciones y cambios operados al interior de la actuación gubernamental.

Si tomamos como válido el termómetro recientemente presentado por el Observatorio Ciudadano “Jalisco Cómo Vamos” respecto a la calidad de vida de quienes habitamos en el Área Metropolitana de Guadalajara, la modernización de la administración pública jalisciense marcaría un nivel muy por debajo de sus expectativas sociales. En efecto, para la gran mayoría de los ciudadanos de esta ciudad el gobierno no es confiable y su reconocimiento social como ayuda o apoyo para la vida de sus habitantes está muy por debajo del rendimiento que, al menos desde el discurso, reportan nuestras autoridades. Más concretamente, los resultados de la encuesta 2018 nos revelan un contundente desacuerdo cívico con las siguientes tres prioridades del gobierno: el combate a la corrupción, la aplicación a todos por igual de la ley, así como la rapidez y buen trato que perciben los ciudadanos al momento de realizar cualquier trámite en las oficinas del gobierno.

Reconocernos insatisfechos con nuestros gobiernos, es apenas el primer paso en el camino hacia las adecuaciones y ajustes indispensables que requieren los aparatos de gobierno y administración pública de Jalisco; sin embargo, resulta insuficiente para concretarlos. El otro elemento clave de la ecuación modernizadora, está en la disposición o indisposición social para renegociar los términos de la relación que queremos hacia el futuro con el poder político de la entidad, en aras de alcanzar una mayor y mejor calidad de vida como sociedad.

Académico de El Colegio de Jalisco

roberto.arias@coljal.edu.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.