• Regístrate
Estás leyendo: El Superman de la Preparatoria 2
Comparte esta noticia

Historias negras

El Superman de la Preparatoria 2

Raúl Martínez

Publicidad
Publicidad

Era viernes, el reloj marcaba las 12:30 y en la prepa 2 de la UANL todo parecía un cierre de semana normal con el clásico barullo estudiantil en escaleras y pasillos.

De pronto, en el semblante de dos jóvenes se dibujó un rictus de terror al observar a una compañera sentada sobre el barandal del segundo piso con la intención de lanzarse.

Sin ponerse de acuerdo, se acercaron a ella, quien al verlos, intentó saltar, pero ambos alcanzaron a sujetarla de los brazos.

Por segundos lograron detener su caída y todos al unísono gritaron al imaginar la tragedia que estaba a punto de suceder, pero otras voces más desesperantes se escucharon cuando ya no pudieron sostenerla más.

El cuerpo dio un tumbo contra el barandal del siguiente piso y cuando todos esperaban el impacto seco en el suelo, como en cámara lenta... sucedió algo insólito.

Un estudiante de 16 años con una camiseta de Superman, al ver que la compañera se había lanzado del segundo piso con la intención de quitarse la vida, decidió intervenir.

Sin medir el peligro al que se exponía, Isaac alzó sus brazos como queriendo recibir a la joven, quien en ese momento se había desprendido de las manos de otros dos compañeros.

Todos pensaron que el esfuerzo por detenerla había sido vano y que la chica moriría al estrellarse contra el piso.

No contaban con que Isaac, haciendo honor a su camiseta, la recibiría en sus brazos o más bien con todo su cuerpo, porque el impacto fue brutal.

Aunque ése era su propósito, la chica se había salvado de morir.

Esta acción tal vez dio tiempo a Isaac para calcular su acomodo y “cacharla” dos pisos abajo.

La fallida suicida, quien días antes había solicitado ayuda psicológica, se revolcaba de dolor entre gritos y llanto, mientras Isaac tampoco dejaba de quejarse y revolviéndose en el piso pedía ayuda.

Todo se volvió confusión: varios alumnos y profesores, muy asustados, trataron de auxiliarlos y de tranquilizarlos.

Pocos minutos después llegaron las ambulancias y ambos jóvenes fueron llevados al hospital Universitario, donde se les atendió de algunas fracturas.

Luego del susto y de las curaciones, Isaac sonríe y no le da mucha importancia a su heroísmo, pero las redes sociales se han encargado de alabar la valentía.

Una vez que todo se tranquilizó, José Antonio Pagaza, director de la preparatoria, ubicada en la colonia Obispado, dijo que la estudiante debe ser tratada por especialistas, porque en la prepa solo se le orienta.

No es un avión. No es un pájaro. Es Isaac, un estudiante salvador que ese día cumplió el destino que le marcó su playera azul... con la S de Superman.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.