• Regístrate
Estás leyendo: La 4T no acaba de nacer
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 13:51 Hoy

100 palabras

La 4T no acaba de nacer

Raúl Frías Lucio

Publicidad
Publicidad

Estamos a 133 días del inicio de este gobierno, coincido con la visión nacionalista del presidente Andrés Manuel López Obrador empeñado en combatir la corrupción, pacificar al país, buscar la autosuficiencia alimentaria, la energética, rescatar los valores nacionales, regresar el civismo, continuar y mejorar el apoyo a los ancianos y a los discapacitados. Pero difiero y no comparto la visión centralista y paternalista de entregar dinero con padrones hechos por Morena con un evidente interés electoral. No puedo simpatizar con la idea de dejar impunes a los delincuentes y corruptos del pasado ante las evidencias presentadas en el caso Odebrecht, La Estafa Maestra, entre otras. No coincido en que se desprecie y descalifique la opinión de los expertos, o en la estrategia de destruir para luego construir, de dividir antes de procurar la unión.

Abonando a la polarización. Coincido con el presidente en el diagnóstico y la necesidad de reducir la desigualdad y combatir la pobreza de nuestro país, pero no veo -además de muchos programas asistencialistas- acciones que estén enfocadas a promover la productividad, a incentivar la proactividad, o en coadyuvar a crear un ambiente propicio para que los que verdaderamente producen y generan empleos tengan confianza y certidumbre.

El nuevo gobierno del presidente no escucha ni a los de adentro ni a los de afuera, le ha faltado humildad, no acepta que se le contradiga aun viniendo de su propio equipo cercano, como ocurrió con Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, cuando le corrigió públicamente la expectativa de crecimiento del país del 1.6 al 2%, antes afirmó que “la refinería de Dos Bocas va”, a pesar de la inviabilidad económica señalada por el funcionario, y le desmintió el regreso del impuesto de la tenencia. Lo mismo ocurrió con Alfonso Romo, Jefe de la oficina de la presidencia, quien había señalado que no se cancelaría la construcción del NACDMX, fue desmentido públicamente.

El presidente López Obrador ha mostrado ser persistente, aferrado y es evidente que tiene prisa por pasar a la historia con lo que ha llamado la 4ta Transformación (4T), luego de la Independencia, la Reforma y la Revolución. Lo dice y lo tiene claro “lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”.

@raulfriaslucio

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.